UNAN-Managua

img-04062402
Portada Procesos de acreeditación2
img-3004202401
UNICAM
Banner Aprobado
Slide Two
img-24052402
previous arrow
next arrow

Conferencia de Amigos del Pueblo Sirio

Dr. Samuel Danilo Madrigal Fornos

Hace algunos años realicé este documento, pensando en la pérdida de identificación de la política exterior de Europa Occidental ante los Estados Unidos, debido sin ninguna duda, a la falta de líderes políticos con dimensión internacional en ese continente. Pensaba entonces, en personalidades como Charles Gaulle, que se mantuvo firme en el reconocimiento al gobierno cubano en los años cincuenta y sesenta del pasado siglo, contrariamente a la política del Presidente Kennedy; o como François Mitterrand, quien entorpeció seriamente la administración Reagan en los ochenta, al no aceptar el conflicto centroamericano como fruto de la confrontación  Este-Oeste, situándole en el Conflicto Norte-Sur, es decir, una crisis entre países desarrollados y países en desarrollo. Si bien manejé en ese momento este punto estratégico de las relaciones Internacionales, no cuantifiqué la posibilidad, que tanto los europeos como los norteamericanos implantaran la estrategia siria en Nicaragua. Dejo a la discreción del lector el contenido de mis palabras.

La Conferencia

El viernes, 6 de julio, del 2012 tuvo lugar en París la Conferencia de Amigos del Pueblo Sirio, entre cuyos participantes no se encontraban tres de los países con más posibilidad de aportar solución al conflicto: Rusia, China e Irán, no asistieron a la reunión, los dos primeros por desaprobarla y el segundo por no estar invitado. Según los comunicados oficiales, participaron en dicha reunión, los países occidentales y árabes, quienes al final hicieron un llamado a la ONU, para que aporte una solución al conflicto sirio.

Es de remarcar que una de las principales informaciones que se manejó en esta reunión fue la deserción del General Manuf Hass, quien era muy próximo al Presidente Al-Assad, sin embargo, por informaciones periodísticas, se comenta, que dicho personaje se encontraba alejado desde hace unos años de la jerarquía militar; esta situación sirvió como trasfondo de la reunión, tanto para los organizadores, quienes evocaron un fenómeno de desmoronamiento del régimen, como para la oposición siria, que declaró, buscaría una aproximación con dicho militar.

I)  Contenido de la Reunión

Durante la reunión el Ministro de Relaciones Exteriores Francés, Laurent Fabius, hizo saber que el alto militar desertor sirio, se dirigía hacia París, en donde ya se encontraba parte de su familia. Dentro de las disposiciones tomadas en la reunión, se plantea de forma clara la estrategia desplegada por los países occidentales para conseguir destituir a Bachar al-Assad. Para tales fines, se demanda nuevamente al Consejo de Seguridad, de “jugar su papel”, adoptando de urgencia una resolución de carácter obligatorio, que permita aplicar los acuerdos internacionales, sobre una transición política en Damasco. Se trata en otras palabras de una aplicación del Capítulo VII de la Carta de Naciones, que abre la vía a sanciones y recurso a la fuerza, en caso de no respeto de las disposiciones de la Resolución.

El aspecto jurídico de estas aptitudes internacionales, nos lleva a su segunda etapa por parte de sus intérpretes, que son las consecuencias militares, y estas se materializaron en este caso con las declaraciones del jefe de la diplomacia alemana, Guido Westenwelle, quien dejó claro que una segunda etapa con medidas militares sería considerada en otras reuniones, “si la puesta en práctica de las sanciones no conseguía su fin”.

Toda la argumentación en relación a la puesta en práctica de un gobierno de transición política, tiene como origen, la reunión del sábado, 30 de junio 2012, en Ginebra, en la que los cinco miembros del Consejo de Seguridad, consideraron por un acuerdo, la formación de un Gobierno de Transición, adoptando el plan de Kofi- Annan, que prevé una tregua, que no llega a entrar en vigor. Aquí es importante destacar, que la interpretación del documento, es diferente según las partes interesadas su aplicación:

Los Occidentales por su lado, y China y Rusia por el otro, divergen sobre la interpretación que se le tiene que dar, China y Rusia, sostienen, que, según el contenido los sirios tienen que determinar su futuro, mientras que, para los Occidentales, el documento implica la partida de Bacher al-Assad.

Según la lógica de los Gobiernos de los países occidentales si China y Rusia adoptaron el plan Annan, y firmaron el acuerdo de Ginebra, tienen también que aceptar la posibilidad de sancionar a Siria, si este país no acepta los términos del acuerdo, puesto que, ya se ha convertido “en una amenaza para la seguridad internacional”.

Con relación a estas pretensiones por parte de los occidentales en la reunión del viernes (6/7/2012) el Presidente Hollande se dirigió “a los que no estaban presentes”, afirmando: que la “Crisis Siria se ha convertido en una amenaza para la paz y la seguridad internacional, (todos esto con el fin de legitimar la intervención del Consejo de Seguridad y una posible sanción). En clara oposición, con los argumentos de no injerencia en las “cuestiones domésticas de un país extranjero” formuladas por Moscú. El Ministro de Relaciones exteriores ruso Sergueï Rabkob, siempre ha defendido las posiciones de Siria, deslindándolas de un supuesto apoyo al Gobierno de este país.

La ausencia de Rusia en la reunión de París, ha tomado más relevancia, porque desde el día martes, 3 de julio, el Ministro de Relaciones Exteriores francés Laurent Fabius, anunció a la prensa que Rusia había sido invitada a la reunión, pero que había comunicado que no desea hacer parte de ella, lo que por comentarios del Ministro Fabius, no era una sorpresa, ya que Rusia no participó en las dos reuniones anteriores en Tunes y Estambul. La próxima reunión, después de París, tendrá lugar en Marruecos.

II)  Consecuencias de la Reunión

Las consecuencias de esta reunión se pueden evaluar a través de tres declaraciones; Hillary Clinton, François Hollande y Kofi Annan hicieron sendas conferencias de prensa sobre el asunto:

A) Las Declaraciones de Hillary Clinton

La Secretaria de Estado norteamericana dio sus declaraciones en la residencia del Embajador de los Estados Unidos en París (sábado/6/07), ellas se enmarcan en una clara estrategia del bloque de países occidentales, para conseguir una intervención militar en Siria, legitimándola con una posible caída “cierta y fácil” del régimen. Detrás de estos argumentos, viene la implantación de un proceso de transición política.

La transición, según la Sra. Clinton, tendrá lugar una vez que haya desaparecido del panorama político al-Assad, lo que no será difícil según sus argumentos, porque el documento firmado en Ginebra el 30 de julio no es excluyente, esto implica que en la nueva etapa de reconstrucción del país pueden participar todos los sirios. Existirá a este efecto un Órgano de Transición, con plenos poderes ejecutivos, que podrá estar compuesto tanto por los miembros del actual Gobierno, como por los miembros de la oposición.

En su alocución destacó, con segunda intención desde luego, que el documento de Ginebra fue adoptado por Rusia, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Unión Europea, Turquía, Irak, Kuwait, y Qatar.

Uno de los objetivos de la reunión de París era que la oposición siria aprobara el acuerdo firmado en Ginebra, fundamentalmente el (CNS) Consejo Nacional Sirio, pero la estrategia era después de conseguirlo, hacer un llamado a Kofi Annan para adoptar de urgencia una resolución en base al capítulo VII de las naciones Unidas.

La táctica de los países occidentales, queda al descubierto, cuando la señora Clinton afirma: “que son necesarias acciones exteriores para conseguir que al Assad abandone el poder, y que ella tiene que venir de los países que tiene influencia sobre Damasco, es decir Rusia y China. Queda claro, que los occidentales, esperan que, por el acuerdo de Ginebra del 30 de junio, tanto Rusia como China acepten que la ONU ejerza una presión para acelerar la caída del Presidente Sirio.

B) Las Declaraciones del Presidente Francés

El Presidente Hollande anunció algunos compromisos para hacer presión sobre el régimen de Bacher al-Assad, estos como es de esperar giran en torno a asegurar la partida del Presidente Sirio y la implantación de un nuevo Gobierno. El primer compromiso consiste en “la negativa a dejar impune los crímenes”, se trata de que todos los responsables de dichos crímenes sean juzgados por la Corte Penal Internacional (CPI); el segundo consiste en la aplicación, real e efectiva de sanciones económicas y financieras; otro de sus supuestos compromisos se refleja en una ayuda a los rebeldes, con medios logísticos, sin que esto implique entregar armas a la oposición, facilitando medios de comunicación, por ejemplo. Al final el Presidente francés, como todos los participantes en la reunión, se comprometen a ayudar a reconstrucción del país, lo que se queda en el estadio de las intenciones, puesto que primero hay que solucionar el conflicto militar.

C) Las Declaraciones de Kofi Annan

En declaraciones al diario Le Monde, el día 7 de julio Kofi Annan, se refiere a la reunión de los Amigos de Siria y al conflicto en general, según el ex–Secretario General de la ONU el documento firmado por las grandes potencias el 30 de junio en Ginebra sobre la Transición Política es bastante positivo, porque no se impone un calendario para su aplicación, esperando que el proceso sea llevado a cabo por los sirios. Uno de los objetivos de este acuerdo era que los participantes (países occidentales, árabes, turcos, rusos y chinos) se movilicen en busca de una solución política y que los Gobiernos de la región, utilicen sus influencias para llegar a un resultado.

Kofi Annan admite en la entrevista que Rusia tiene cierta influencia sobre Siria, pero advierte que no sólo los rusos son determinantes en el asunto, para él Irán debería ser tomado en cuenta para tratar de solucionar el conflicto, ya que no se puede obviar su influencia sobre Damasco, y aquí cabe recordar que los occidentales, negaron a Irán su participación en el “Grupo de Acción”, reunido el 30 de junio en Ginebra.

Según Kofi Annan, él se queda atónito de ver como se menciona a Rusia en el asunto sirio y no se hace mención de Irán. Además, y, sobre todo, continúa afirmando, se dice muy poco de los países que envían armas y que pesan fuerte en el terreno, “todos los países pretenden solucionar pacificar, pero toman soluciones individuales y colectivas que minan el sentido mismo de la resolución del Consejo de Seguridad”. Por otro lado, subraya, es falso que el documento de Ginebra sea una concesión para los rusos, porque el comunicado fue redactado por un grupo de Estados que en el 80% se encontraban reunidos entre los amigos de Siria.

Desde mi punto de vista lo más importante de esta entrevista son las siguientes declaraciones: “le voy a decir francamente la manera en que LA RESPONSABILIDAD DE PROTEGER fue utilizada en Libia ha creado un problema sobre el concepto. Los rusos y los chinos consideran que se han burlado de ellos. Ellos aprobaron una Resolución en la ONU, que fue transformada en “proceso de cambio de Gobierno”, lo que desde el punto de vista de esos países no era la intención inicial. ESE ES EL PROBLEMA FUNDAMENTAL CUANDO SE HABLA DE SIRIA.

Conclusiones y Comentarios

Todo parece indicar, que los dirigentes rusos, se han sentido agredidos con la organización de esta reunión, porque en ella los países occidentales pensaban llevarles más allá de lo acordado en la conferencia de Ginebra, aquí es conveniente tener en cuenta las afirmaciones de Hillary Clinton, según las cuales, después del compromiso de Ginebra rusos y chinos tenían que pedir al Consejo de seguridad sanciones contra Siria. En respuesta a la invitación, Rusia y China boicotearon la reunión del viernes, 6 de julio, temiendo verse involucrados en el mismo terreno libio.

En relación a las declaraciones de François Hollande sobre el “no dejar sin castigos los crímenes cometidos” cabe preguntarse si con estas amenazas los sectores sociales que apoyan a Bacher al-Assad no se van a apegar más al Presidente, serrando la puerta a la solución a la Yemenita, que en un momento dado evocaron los Estados Unidos, es decir, una salida con inmunidad judicial. Por otro lado, según algunos analistas políticos, centenares de miles de personas afines al régimen y rebeldes son actualmente responsables de crímenes contra la humanidad, por consiguiente, seguir la vía del Presidente Hollande implicaría impedir la reconstrucción nacional.

En cuanto a las sanciones, se comenta en medios advertidos, que la Unión Europea, ya ha efectuado seis sanciones contra Siria y que algunos países que se habían comprometido a mantener las sanciones las han suspendido por que iban en contra de la “salud de sus empresas”, el caso turco y jordano es mencionado, ya que los dos países han suspendido las sanciones y Turquía sigue vendiendo energía eléctrica a Siria.

En cuanto al final del conflicto armado, se maneja que la comunidad internacional tendría que desplazar más de cien mil hombres para solucionar el conflicto, y que aún de esta manera no sería segura la instalación de un régimen democrático. Algunos especialistas evocan la creación de un conflicto de baja intensidad, y esperar que se derrumbe el régimen, lo que también deja en entredicho las afirmaciones del Presidente Hollande en cuanto al futuro y construcción de Siria de forma inmediata.