UNAN-Managua

La UNAN-Managua, como universidad pública, avanza con calidad hacia la acreditación nacional e internacional

Dr. Pedro Aburto Jarquín,  Director de Docencia de Grado, UNAN-Managua

«El investigador más popular del siglo XX no solo es recordado por sus logros científicos, sino también por las sentencias que pronunció sobre diversos aspectos de la vida». Albert Einstein.

«Miembros del equipo de Rectorado, representantes gremiales y miembros de la Dirección de Gestión de la Calidad Institucional presentaron ante el CNEA el Informe Anual de Ejecución del Plan de Mejora Institucional 2015-2016 (Informe de cierre 2018), el cual está estructurado conforme a la metodología de trabajo de la institución, relación de cumplimiento de objetivos y actividades organizadas por cada una de las funciones». Picado. L (2018)

¿Cómo avanzar hacia la acreditación universitaria nacional e internacional?

En principio, aclaro en qué consiste la acreditación. La acreditación es una certificación a la calidad de la educación de la institución educativa que ostenta ese galardón. Existen instituciones tanto a nivel nacional, como el CNEA, e internacional como la UDUAL, por ejemplo, que son agencias acreditadoras de la educación superior, ese es su fin. Reconocer ante la sociedad en general que tal institución ha cumplido con todos los requisitos, estándares, criterios o como queramos llamarles, que están establecidos para otorgar ese reconocimiento.

Es un premio a la calidad—como lo hacen las empresas —, así, por ejemplo, en Europa: La Asociación Europea de Economía y Competitividad ha creado el Premio Europeo a la Calidad Empresarial para reconocer el trabajo de todos aquellos profesionales, empresas e instituciones que apuestan por sistemas de calidad en sus procesos de producción y gestión de bienes y servicios, además de promover e impulsar nuevas fórmulas de calidad empresarial.

Esta distinción de AEDEEC se entregará a quien después de un estudio pormenorizado, realizado por nuestro equipo de asesores especializados, decida que son merecedores de dicho privilegio. El Premio Europeo de Calidad Empresarial ha sido también concebido como una herramienta para estimular la puesta en marcha de los planes de calidad total en las empresas. Además, sirven como instrumento de evaluación y mejora del sistema de calidad de una empresa.

¿Cómo llegamos a acreditarnos?

El primer paso es tener la certidumbre de las autoridades superiores de la Universidad de formalizar el reto a toda la comunidad universitaria. La responsabilidad de asumir este reto no es solo de la Rectora, debe ser un compromiso de todos, de los docentes, investigadores, estudiantes, personal administrativo y gremios, es asunto de todos asumirlo como un trabajo de equipo.

Otro elemento importante es convencer a todos los miembros de la comunidad universitaria que tenemos que cambiar nuestro trabajo hacia una cultura de la calidad. ¿Qué es esto? Planificar los procesos e integrarlos como sistema, ejecutarlos, dar seguimiento y monitoreo evidenciando en este momento los logros, debilidades, fortalezas y oportunidades, es decir, evaluar la calidad del proceso. Un detalle importante en esto es la transparencia de la calidad y ¿cómo lo vamos hacer? Presentando todas las evidencias de las formas de cómo llevamos a cabo los procesos y cuáles han sido los productos obtenidos. A esto le llamamos la autoevaluación institucional. Nos autoevaluamos cómo estamos, hacia dónde vamos, cómo lo estamos haciendo, qué impacto estamos generando dentro y fuera de la institución y dentro del país e internacionalmente.

En la autoevaluación que ya la hemos venido practicando, si no mal recuerdo desde el año 2002, a la par se proponen las mejoras o el Plan de Mejoras, para corregir en paralelo, viendo hacia el futuro y en todas las funciones propias de la Universidad, en Docencia, en Investigación, en Extensión y Proyección, en Internacionalización y en Gestión propiamente dicho, al menos en la UNAN-Managua evaluamos estas funciones. Estos planes de mejora y procesos de autoevaluación son revisados por pares externos a la Universidad, quienes hacen un dictamen señalando lo que se debe mejorar, ampliar, complementar, con respecto al cumplimiento de las funciones en un periodo determinado.

En este año 2020, se ha planteado el reto por parte de nuestra Rectora, lo que ha implicado redefinir procesos de gestión que tiendan a la calidad, así, por ejemplo, las tendencias de la educación superior en América Latina y el Caribe, los Objetivos del Desarrollo Sostenible, la CRES 2018, realizada en Córdoba, y la Agenda 2030, junto al Plan Nacional de Desarrollo Humano de Nicaragua han propiciado situarse en ese entorno y redefinir la Misión y Visión de la UNAN-Managua, la definición de un Macroproceso denominado «Perfeccionamiento Curricular» como condición indisoluble para transformar la calidad educativa para formar competencias profesionales/laborales, modificando el currículo mediante todo un proceso de acompañamiento de las unidades académicas de la dirección superior, en conjunto con los docentes de base que están ubicados en los departamentos docentes, con los jefes de áreas, con los directores de departamentos, con los responsables de carreras, etc.

El acompañamiento en materia pedagógica, didáctica, metodológica y procedimental en el uso de las herramientas modernas que facilitan el aprendizaje y en los procesos de integración como única garantía de éxito es el proceso de perfeccionamiento. Aquí nos debemos integrar como docentes, directores, jefes de áreas, decanos y facultades, con el fin de ver la Institución como un todo y aquello por muy pequeño que hagamos, lo sintamos en grande como Universidad.

También, hoy tenemos como Universidad definida una estrategia clave: La Formación Profesional, proceso en el que se conjugan la Docencia, la Investigación, la Extensión y Proyección y la Internacionalización, con el que se procura cambiar al profesional que estamos graduando; que hoy se apropie de las competencias generales y específicas que delimita a esa profesión, pero más aún formar un profesional que resuelva problemas propios de su perfil, en la comunidad, en el país; que contribuya al desarrollo económico y social en el entorno en el cual está inmerso. El desarrollo tecnológico, científico y productivo estará en manos de esos graduados universitarios.

Lo que implica transformaciones en las metodologías de enseñanza por parte del docente, en las formas de aprender por parte del estudiante, del vínculo entre la teoría hacia la práctica, del trabajo colaborativo, del cambio de actitudes que favorezcan las formas de enseñar a aprender y de aprender a emprender. Seguro de que estamos en el momento correcto y el tiempo correcto, alcanzaremos la acreditación nacional e internacional.