UNAN-Managua

img-04062402
Portada Procesos de acreeditación2
img-3004202401
UNICAM
Banner Aprobado
Slide Two
img-24052402
previous arrow
next arrow

Terrenos inestables en Nicaragua: Causas y efectos

Terrenos inestables en Nicaragua: Causas y efectos

Hernández Sequeira, Jilvert Jeison
Ingeniero Civil por la UNAN-Managua.

Ulloa López, Horacio Alejandro
Ingeniero Civil, por la UNAN-Managua.
Máster en Ingeniería Geotécnica
Universidad de Lund Suecia.

Nicaragua es un país que ha enfrentado eventos naturales de distinta índole: erupciones volcánicas, sismos, tsunamis, inundaciones y movimientos en masas, los que han causado cuantiosas pérdidas económicas, disrupción de servicios importantes y pérdidas de vidas humanas. Esto se debe a la ubicación geográfica, al entorno geológico en que se encuentra el país, y a las diferentes actividades desarrolladas de manera poco controladas por el ser humano.

Uno de los fenómenos más comunes ha sido la inestabilidad de taludes o laderas, la que se debe analizar, según Armas Zagoya (2004), a partir del conocimiento del comportamiento físico, mecánico y dinámico de los materiales que componen el talud; la posibilidad de fallar o producirse un movimiento en el terreno va a depender de algunos factores, tales como topografía, geología de la zona, sismicidad del lugar, propiedades físicas, mecánicas y dinámicas del suelo, así como de la vegetación del sitio, las actividades del hombre y las condiciones climatológicas.

El efecto de las lluvias

Generalmente, los taludes o laderas de un determinado sitio se ven afectados principalmente por la condición hidrogeológica de la zona, altas precipitaciones y presencia de flujos de aguas subterráneas; por tal razón, en épocas de invierno, sucede la mayoría de eventos relacionados con movimientos de laderas, puesto que el agua actúa como agente condicionante, ocasiona la meteorización de materiales y reducción de resistencia al corte. Asimismo, presenta una acción desencadenante al erosionar o aumentar el peso del terreno debido a la saturación de poros, además del aumento de los esfuerzos cortantes y disminución de las presiones efectivas de los materiales térreos. Este efecto hace más susceptible a deslizamientos al suelo que conforma el talud.

Suárez (1998) afirma que los procesos geotécnicos activos de los taludes o laderas, generalmente corresponden a movimientos hacia abajo y hacia afuera de los materiales que conforman un talud de roca, suelo natural o relleno, o una combinación de ellos. Sin embargo, los movimientos a lo largo de la superficie de falla se presentan de diferente manera en dependencia de las características físicas y mecánicas de los suelos; por lo que los movimientos de falla más comunes son desprendimientos, vuelcos, deslizamientos, flujos, avalanchas, reptaciones en el terreno.

El registro de este tipo de fenómenos en nuestro país es amplio; se puede mencionar el gran deslizamiento en el municipio El Crucero, Managua, en 1876, evento catastrófico ocasionado por las fuertes lluvias, lo que dio origen a una gran corriente que iba arrastrando árboles, rocas de gran tamaño y todo tipo de sedimentos, causando centenares de víctimas entre ahogados y heridos.

Deslizamiento en el Volcán Casita en el año 1998. Fuente: INETER
Deslizamiento en el Volcán Casita en el año 1998. Fuente: INETER

Otro evento registrado fue el deslizamiento ocurrido en el volcán Casita en el año 1998, donde se produjo una avalancha que escarpó suelo arcilloso y bloques de lava de las paredes y del fondo del valle por el cual se deslizó. Según reporte del INETER, el evento causó la muerte de entre 1,560 y 1,680 personas. Asimismo, podrían mencionarse los deslizamientos ocurridos en la Isla de Ometepe y el Cerro El Comal en el año 2014 por las fuertes precipitaciones. También, en ese año, ocurrió un terremoto que provocó caídas de bloques en taludes existentes en la carretera vieja a León, Cuesta El Plomo, Masatepe y Cerro Los Martínez.

Uno de los eventos más recientes relacionado a inestabilidad de laderas, se registró en el municipio de Bilwi, Puerto Cabezas, donde el paso de los huracanes ETA e IOTA causó graves daños a las infraestructuras, específicamente en la zona costera; colapsaron casas particulares y negocios turísticos a causa de deslizamientos de taludes.

ovimiento en masas en talud producto del paso de los huracanes IOTA y ETA
ovimiento en masas en talud producto del paso de los huracanes IOTA y ETA

A partir de estos acontecimientos, el Instituto de Geología y Geofísica IGG-CIGEO ha realizado varios estudios como trabajo colaborativo para mitigar y prevenir desastres ocasionados por movimientos en masas, entre los cuales pueden mencionarse: Evaluación de estabilidad de talud inducidas por cargas estáticas y dinámicas en Loma Chico Pelón y en la comarca Pochocuape, Evaluación de inestabilidad de ladera en Cuesta El Plomo y en tres sectores de la comarca Jocote Dulce, Evaluación de estabilidad de laderas por cargas estáticas y dinámicas en el mirador de Catarina para el reordenamiento urbano y turístico, Caracterización de indicadores cinemáticos en zonas potencialmente inestables a movimientos en masas en el área de San Juan del Sur, Análisis de estabilidad de ladera en el Mirador El Boquete, municipio de Diriá, Granada.

¿Qué podemos hacer?

Para mitigar o prevenir desastres ocasionados por movimientos en masa es recomendable realizar un estudio completo de aquellas zonas aledañas a taludes o laderas, donde se pretenda desarrollar actividades constructivas o de otra índole que involucre la presencia del ser humano; este aspecto se contempla en el Reglamento Nacional de la Construcción. Se debe establecer el factor de seguridad o zonas susceptibles a movimiento de taludes, un indicativo útil para las medidas de seguridad y prevención de desastres, o reordenamiento de las proyecciones.

Facebook
Twitter

Este enlace estará disponible desde el 25 de noviembre hasta el 12 de diciembre

Dirección:
Registro Académico Estudiantil y Estadística

Licenciatura en Matemática

Arquitectura

Licenciatura en Biología

Ingeniería Ambiental

Licenciatura en Matemática

Licenciatura en Química Ambiental

Licenciatura en Química Farmacéutica

Licenciatura en Química Industrial

Ingeniería en Ciencias de la Computación

Ingeniería Civil

Ingeniería Electrónica