UNAN-Managua

img-04062402
Portada Procesos de acreeditación2
img-3004202401
UNICAM
Banner Aprobado
Slide Two
img-24052402
previous arrow
next arrow

«Los aplausos son el mayor reconocimiento para un bailarín»

«Los aplausos son el mayor reconocimiento para un bailarín»

Ser parte de Danza Variedades ha sido significativo para mi vida universitaria.

Adrián Antonio Salinas Fernández es un joven originario de Masaya que cursa sus estudios profesionales en la UNAN-Managua con el beneficio del Programa de becas. Salinas es protagonista de la formación integral que garantiza esta casa de estudios mediante la generación de espacios de fomento de la cultura y el deporte.

El joven refiere que en esta casa de estudios ha tenido la oportunidad de cultivar su talento artístico como integrante de la Agrupación Danza Variedades, coordinada por la Dirección de Cultura, espacio donde ha logrado consolidar técnicas de esta expresión artística, al igual que practicar valores como la solidaridad, el respeto y la perseverancia.

Salinas cursa el quinto año de la licenciatura en Historia y señala que, precisamente, el estudio histórico de la danza regional fue uno de los motivos por los que optó por esta profesión, con la cual se ha planteado como expectativas aportar al estudio y revitalización de las expresiones artísticas.

«Elegí mi carrera por amor y sed de conocimiento, en ella he aprendido de los procesos históricos nacionales e internacionales, además, me ha ayudado a orientar a otros sobre la importancia del patrimonio histórico nacional en todas las manifestaciones artísticas», refirió.

Para el futuro historiador, la danza es una forma de expresión no verbal que permite liberar sus emociones. En su experiencia como miembro de la agrupación universitaria ha logrado aprender diversos géneros dancísticos, entre ellos, ritmos latinos, urbanos, folclore, salsa, merengue, mambo, bachata y hip hop.

También ha participado en diversos eventos universitarios como las Jornadas Darianas, fiestas patrias, actos conmemorativos y en encuentros de danzas regionales en los Centros Universitarios Regionales.

«Los aplausos son el mayor pago para un bailarín. Ser parte de Danza Variedades ha sido significativo para mi vida universitaria, todos nos vemos como una familia. En mi proceso formativo como historiador he aprendido la importancia de la danza como parte de la identidad de una nación», añade.

Su mensaje a la juventud es no poner límites a los sueños y no darse por vencidos en los momentos de dificultades. De acuerdo con Salinas, las cosas más difíciles son las que valen la pena. Sus metas son continuar en la danza y convertirse en un profesional que aporte al estudio de la historia en sus distintas dimensiones.

Facebook
Twitter
LinkedIn