UNAN-Managua

Proyecto de Autoevaluación Institucional

La UNAN-Managua, es una institución de educación superior que tiene su origen en la bicentenaria Universidad de León, reconocida en 1,812 y elevada al rango de Universidad Nacional en marzo de 1,947 logrando posteriormente en sus luchas reivindicativas en 1,958 la Autonomía Universitaria, y que, en abril de 1,982, la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional emite el Decreto N° 1036 en la que se divide a la UNAN en dos núcleos, UNAN-León y UNAN-Managua. En sus 38 años de funcionamiento oficia, ha transitado en la búsqueda de mecanismos para el establecimiento de un modelo de calidad basado en la mejora continua.

Desde 1998 la institución formó parte de la creación del Sistema Centroamericano de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior (SICEVAES) y ha sido consecuente con el deseo de implementar procesos de autoevaluación con fines de mejora y acreditación en el ámbito institucional, de carreras y programas, sometiéndose a los rigores que de estos procesos emanan en función del alcance de estándares de calidad de los servicios educativos para ser reconocida como la mejor institución de educación superior en Nicaragua, pero adicionalmente ser un referente en la región centroamericana, mostrando un inclaudicable compromiso de servicio con la sociedad nicaragüense y en especial con las personas de más bajos recursos económicos.

En su praxis, la UNAN-Managua ha participado en eventos de capacitación y entrenamiento de su personal en escenarios internacionales y en especial en la región centroamericana promovidas por Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA) cuyo propósito, desde su creación, ha sido armonizar y acompañar a los países miembros en la instauración de modelos calidad pertinentes para cada una de las universidades miembros. Por lo anterior, la UNAN-Managua, ha sido acompañante de la creación de agencias centroamericanas de acreditación y de segundo piso, así como también su participación voluntaria del Proyecto de Modernización y Acreditación de la Educación Terciaria (PMAET) desarrollado entre 2002-2004 junto a 33 Instituciones de Educación Superior de Nicaragua y bajo el auspicio en un 80% por el BID. Esta experiencia sirvió de plataforma para sensibilizar a las autoridades y comunidad universitaria en función de desarrollar procesos de autorregulación, pero con el acompañamiento de agencias con experiencia en el ámbito de la acreditación.

En el ámbito de la acreditación de programas, el Centro para la Investigación en Recursos Acuáticos de Nicaragua (CIRA/UNAN-Managua) desarrolló entre 2005 y 2008 un proceso de autoevaluación del programa de Maestría en Ciencias del Agua (MCA). Este proceso fue sometido ante el Sistema de Carreras y Posgrados Regionales del Consejo Superior Universitario Centroamericano y el Sistema Regional de Investigación y Posgrado (CSUCA – SICAR), quienes emitieron un dictamen favorable para el programa acreditándolo en la Categoría Regional Centroamericana por un período de 5 años a partir del mes de abril del año dos mil ocho, siendo el primer programa de posgrado dentro de las Universidades del Consejo Nacional Universitario (CNU) de Nicaragua en obtener la acreditación.

Entre 2013 y 2014 la UNAN-Managua desarrolló un proceso de autoevaluación institucional con fines de mejora con carácter obligatorio siguiendo lo estipulado en la ley N° 704, y bajo la coordinación y seguimiento del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA) se organizó un plan de visita de verificación de los resultados del informe final de la institución del cual devino un Plan de Mejora Institucional 2015-2016, cuyas acciones fueron intencionalmente incorporadas dentro del Plan Estratégico Institucional 2015-2019 para asegurar el monitoreo, seguimiento y evaluación del cumplimiento de las mismas.

Entre 2017 y 2019, la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la UNAN-Managua, específicamente el Departamento de Construcción, desarrolló un ejercicio voluntario de autoevaluación con fines de mejora del Programa de Ingeniería Civil, siguiendo la guía metodológica de la Agencia Centroamericana de Acreditación de Programas de Arquitectura e Ingeniería (ACAAI) cuyo informe final está listo junto al presupuesto del plan de mejora, y a la espera de ser sometido a todos los mecanismos de evaluación con los formalismos que deben establecerse en el contrato de acreditación de programas.

En la actualidad, la UNAN-Managua ha cumplido con todos los requisitos establecidos en la Ley N° 704 y las recomendaciones técnicas del CNEA, siendo parte del segmento de universidades que están autorizadas para iniciar el proceso de verificación de obligaciones de ley, proceso que servirá de antesala para la acreditación institucional nacional, prevista a desarrollarse entre 2020 y 2021. Sin embargo, las autoridades universitarias han elevado el reto de mejora continua de la institución y en sesión del Consejo Universitario a finales del 2019, aprobaron en consenso someterse voluntariamente a un proceso de evaluación institucional con fines de acreditación internacional, bajo el arbitraje del Consejo de Evaluación y Acreditación Internacional (CEAI) de la Unión de Universidades de América Latina y El Caribe (UDUAL), de la cual la UNAN-Managua, es miembro permanente con representación oficial y para ello firmar contrato de servicio y cumplir con todo un cronograma de actividades dispuestas para las fases del procesos en la Guía para la Evaluación Institucional.

Este proceso de Autoevaluación Institucional con fines de Acreditación Internacional, se presenta como un reto en el marco de la crisis sanitaria mundial provocada por la COVID-19, que obligan a transitar por nuevos estadios demandantes de tecnologías de la información y la comunicación, en espacios virtuales que cambian el panorama tradicional de la presencialidad, que ha sido por mucho tiempo, el mecanismo para promover la participación de la comunidad universitaria en los procesos de evaluación; el trabajo de comisiones, la aplicación de instrumentos para la recopilación de la información y la visita de los pares evaluadores externos, todo en cumplimiento a las formalidades y metodologías clásicas para los procesos de autorregulación.

La Universidad asume la responsabilidad de desarrollar el proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación en correspondencia con la estructura y metodología de la Guía para la evaluación institucional del Consejo de Evaluación y Acreditación Internacional (CEAI-UDUAL).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter