¿A qué se debe el reciente brote de conjuntivitis?

Según la Dra. Fabrina Anyelit Aburto Garcés, Médico Oftalmólogo y Docente de la Facultad de Ciencias Médicas de nuestra Universidad, la conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva (capa delgada que cubre la parte anterior del ojo), producida por diversos virus, bacterias o alergias denominados agentes etiológicos. “El reciente brote de conjuntivitis en el país se debe a un virus llamado “Adenovirus”, este no solo afecta el ojo, también provoca enfermedades respiratorias, infecciones gastrointestinales y urinarias”.

“Para prevenirla, lo más importante es lavarnos las manos constantemente antes de tocar nuestros ojos. El virus es muy resistente, está presente en todo nuestro entorno y por lo tanto, no es recomendable compartir gafas, anteojos o maquillaje. Si uno de nuestros familiares lo adquiere, se debe lavar ropa de cama como medida de precaución, no visitar piscinas porque allí está activo el virus”, señaló la oftalmóloga.

La Dra. Aburto añadió que si la enfermedad ya se contrajo, es importante no frotar los ojos con los dedos para evitar microlaceraciones en la córnea. Este virus puede causar daños a la córnea, que eventualmente curan en el transcurso de la enfermedad; sin embargo, pueden penetrar más allá del epitelio corneal, de manera que “si uno se rasca, esas erosiones no cicatrizan y se pueden hacer más profundas, causando daños momentáneos y permanentes a la visión”.

Según el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud (MINSA), publicado el 4 de septiembre, actualmente la probabilidad de enfermarse de conjuntivitis en Nicaragua es de 37.85 por cada 10,000 habitantes, cuando en el periodo de 2016 la tasa de incidencia fue de 4.57 por cada 10,000 habitantes. 3,003 casos fueron reportados por el MINSA durante 2016, este año esa cifra ha aumentado a más de 40 mil personas contagiadas.

¿Podemos medicarnos?

En la farmacia abundan tratamientos combinados con antibióticos y corticoides, y es lo que frecuentemente se usa para el ojo rojo, volviéndose un problema mayúsculo porque el corticoide puede empeorar la enfermedad; este se utiliza para desinflamar el globo ocular, pero debe ser recetado solamente por el médico especialista.

“Lo ideal es que el afectado vaya al centro asistencial donde el especialista le brinde el tratamiento sintomático para esta enfermedad. Este virus se trasmite fácilmente, el periodo de transmisión una vez iniciado los síntomas es de 15 días, por lo cual en este tiempo hay que evitar el contacto con las secreciones oculares de pacientes enfermos de conjuntivitis”, refirió al docente.

Recientemente la Dra. Aburto, en coordinación con el Departamento de Prácticas Médicas de la Facultad de Ciencias Médicas impartió una charla dirigida a docentes que brindan atención en distintas zonas del país, con el objetivo de aclarar inquietudes en el manejo y medidas de prevención de este brote de conjuntivitis que está afectando a nuestra población.

Darwin Cajina Carrillo, Facultad de Ciencias Médicas UNAN-Managua
12/09/2017