Comunidad universitaria apreció fenómenos astronómicos

Una gran cantidad de personas, entre estudiantes, docentes y visitantes, acudió a nuestra Universidad con el fin de observar los fenómenos astronómicos protagonizados por nuestro satélite. Super Luna, Luna Azul y Luna de Sangre fueron los eventos que sucedieron entre la noche del martes 30 y la madrugada del 31 de enero y que pudieron apreciarse desde diferentes partes del mundo.

En la UNAN-Managua se observó desde el parqueo del POLISAL, gracias a la organización entre el Observatorio Astronómico de la Facultad de Ciencias e Ingeniería y el Instituto de Geología y Geofísica (IGG-CIGEO), quienes dispusieron de un Telescopio Meade con un lente de 8 pulgadas y otro de 20 centímetros para que los asistentes apreciaran el espectáculo lunar. “Desde las seis de la tarde hasta las nueve de la noche se contó con una gran afluencia de personas, de tal forma que todo el tiempo hubo gente interesada en observar la Luna; además las personas realizaban muchas preguntas sobre el fenómeno y acerca de los astros”, señaló el Dr. Marcel Chow, Astrofísico del IGG-CIGEO.

El Dr. Chow indica que este tipo de eventos despierta la curiosidad de las personas, pese a que durante el tiempo que estuvieron instalados los equipos no se pudo observar todos los fenómenos porque se verían por la madrugada del 31 de enero. Por su parte, el Lic. Humberto García destacó la presencia de gran cantidad de público externo, así como el Colegio the Notre Dame, el que fue invitado a la actividad; “los tres fenómenos que se presentaron hoy se dieron por última vez hace 150 años y se repetirán en el 2028. Aprovechamos estas actividades de extensión universitaria para instruir a la gente sobre los fenómenos, el uso de los telescopios y otras dudas que tengan”, indicó García.

Los fenómenos

Explicado de manera sencilla se conoce como Luna Azul al hecho de que haya dos lunas llenas en un mismo mes; este mes se presentó el martes 2 y el miércoles 31 de enero. La llamada Luna de Sangre se produce cuando la Tierra se ubica entre el Sol y la Luna, generando un eclipse parcial que no cubre completamente a nuestro satélite y cuando los rayos alcanzan la superficie lunar producen un reflejo rojizo. Mientras que la Super Luna se produce cuando la Luna se aproxima a la Tierra. La distancia promedio entre ambos astros es de 384, 400 kilómetros; al acercarse se puede apreciar una Luna hasta un 14% más grande y un 30% más brillante de lo normal según la AFP (Agence France-Presse).

 

(Armando Muñoz Flores, Periodista de la Oficina de Divulgación, UNAN-Managua)

[Total:2    Promedio:5/5]