Tener buenos amigos en la juventud permite tener una mente sana

Cada 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, con el objetivo de concienciar sobre los problemas relacionados con la salud mental y unir esfuerzos para ayudar a mejorarla. Este año, el tema escogido es “Los jóvenes y la salud mental en un mundo en transformación”.

El poeta nicaragüense Rubén Darío, padre del modernismo, en el poema, Canción de otoño en primavera cita: “Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver!”, como una forma de expresar el sentimiento de melancolía. Sin embargo, vivirla sana y al máximo es el secreto para nunca olvidarla; pero, siempre rodeado de personas positivas.

El Dr. Guillermo Gosebruch, docente de la Facultad de Ciencias Médicas, nos brinda ciertas recomendaciones a tomar en cuenta si queremos tener una mente sana en la etapa que es catalogada como “la mejor” de la vida, la juventud.

Gosebruch afirma que la salud mental siempre se pone en segundo plano y se le da importancia hasta que se pierde. “Confundimos la salud mental con psiquiatría y son dos cosas distintas. Tener derecho al esparcimiento, reposo, trabajo y a otras actividades es parte de la salud mental; sin embargo, para que se mantenga, debes tener ritmos de vida saludables, consolidar una familia y formar grupos de amigos”.

Fortalezcamos nuestro grupo de amigos

El académico refiere que debemos fortalecer los grupos de amigos, yendo al estadio, visitando lugares o reuniéndose para platicar sobre temas varios. “Tener una red social de apoyo es importante en el tema de la salud mental, ese amigo que con solo hablarte sabe que estás decaído y te va apoyar, o bien la familia, que por lo general siempre está”. Además, añade que siempre habrá situaciones que provoquen estrés, pero se debe aprender a sobrellevar las adversidades, “lo adecuado es trazarnos metas personales, y profesionales desde la adolescencia”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que los trastornos por depresión y por ansiedad son problemas habituales de salud mental que afectan a la capacidad de trabajo y la productividad. “Más de 300 millones de personas en el mundo sufren de depresión, un trastorno que es la principal causa de discapacidad, y más de 260 millones tienen trastornos de ansiedad”.

Con frecuencia olvidamos cuidar de nuestra salud mental, lo cual permite que acumulemos estrés, tristeza e inseguridad. Cita un versículo bíblico de Proverbios que “el amigo ama en todo momento; en tiempos de angustia es como un hermano”, un mensaje que se convierte preciso en nuestros tiempos, ya que tener amigos que nos ayuden a superar etapas difíciles de nuestras vidas permite que nuestra mente esté sana y tranquila.

 

Darwin Cajina Carrillo
Facultad de Ciencias Médicas UNAN-Managua
10-10-2018