La docencia, una labor para la vida

 

“Uno recuerda con aprecio a sus maestros brillantes, pero con gratitud a aquellos que tocaron nuestros sentimientos”
Carl Gustav Jung.

 El 05 de octubre se celebra el Día Mundial de los Docentes y, aunque en Nicaragua lo celebramos el 29 de junio, no debemos pasar desapercibida esta fecha tan especial siendo el rol del educador uno de los más importantes para la sociedad. 

Para el maestro Eduardo Avendaño, docente Titular del Departamento de Historia de la UNAN-Managua, hablar de sus experiencias educativas es significativo. Con 37 años de carrera profesional comenta que desde que empezó a laborar para nuestra alma mater en el año 1980, la juventud universitaria aportó desde las aulas de clase a formar profesionales que cambiaron la realidad del país, empezando por el papel que jugaron los docentes en la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización en todo el territorio nacional.

“La docencia es parte de mi vida, para mí es un elemento que nos permite combinar valores patrióticos, éticos, políticos, nacionalistas y religiosos, y los comparamos con todos los valores que inculcamos en nuestra familia, en nuestros estudiantes y la sociedad. Ser profesor y ser académico en distintos aspectos de las materias coadyuva a la formación del temple de la persona”, refirió.

Cuando en 1994 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) proclamó esta efeméride, se hizo a fin de concientizar sobre el papel de los docentes alrededor del mundo, viendo el valor que comprenden los mismos para el desarrollo sostenible de las naciones. No obstante, en la actualidad, se necesita garantizar aún más oportunidades de desarrollo para la preparación académica de los maestros, a fin de mejorar la calidad inclusiva y equitativa de género, promoviendo mayores oportunidades de aprendizaje permanente para los docentes.

Por esto, la necesidad de preparar a los nuevos profesionales en educación en los nuevos paradigmas que insisten en la integración de estrategias de innovación y emprendimiento, que desde ya nuestra Universidad está promoviendo.

La MSc. Ledyth López, docente de la carrera de Comunicación para el Desarrollo de la Facultad de Humanidades y Ciencias Jurídicas, sostiene que es necesario actualizarnos continuamente como maestros, dimensionar las oportunidades a los facilitadores y en ese proceso de aprendizaje contribuir al desarrollo integral.

“Debemos actualizarnos con las nuevas estrategias de enseñanza basadas en los nuevos paradigmas. La educación debe ser estratégica a fin de fortalecer los aprendizajes. Es importante que los estudiantes disfruten de su entorno, motivar la lectura y crear espacios de discusión, de reflexión, análisis y espacios para proponer nuevas ideas, llevar a la reflexión al estudiante en el proceso de su aprendizaje. Los momentos de calidad entre docente y alumnos deben ser cálidos y de disfrute. Una de las mayores satisfacciones como docente es ver reír a mis alumnos mientras aprenden, la educación no debe ser algo doloroso, sino un proceso de acompañamiento para fortalecer a la persona y que se sienta motivada como futuro profesional. Los aprendizajes son diversos en vista que hay inteligencias múltiples las cuales considero se deben explotar”, comentó.

La labor del docente en la UNAN-Managua, no solo es de preparar a profesionales para el mercado laboral, sino formar a jóvenes con un alto compromiso por su comunidad y por su país. La misión de nuestra Universidad es formar profesionales y técnicos integrales con una concepción científica y humanista del mundo, capaces de interpretar los fenómenos sociales y naturales con un sentido crítico, reflexivo y propositivo, para que contribuyan al desarrollo social, todo ello en un marco de cooperación genuina, equidad, compromiso y justicia social y en armonía con el medioambiente.

“Desde cada una de las facultades, los maestros de UNAN-Managua promovemos muchos valores con compromiso social. Nuestros jóvenes hacen cambios sociales desde sus comunidades por medio de estrategias y trabajos que emprenden. Ver a nuestros jóvenes proyectados nos deja como docentes una gran satisfacción y el mayor orgullo es que ellos te recuerden. Todos somos importantes para el desarrollo del país”, refiere López.

“Los retos del docente actual son seguirse preparando con mayor calidad científica y académica, nuestra universidad ofrece un abanico de oportunidades con maestrías y doctorados que nos permiten fortalecernos como educadores. Como profesores debemos empoderarnos con las materias, amar las asignaturas que nos asignan, debemos amar nuestro quehacer docente. Por otro lado, el dominio tecnológico es muy importante para las nuevas generaciones, así como el manejo de un segundo idioma”, afirmó el maestro Avendaño.

El docente debe actualizarse de manera permanente. Desde las aulas de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) felicitamos a todos los docentes de nuestra máxima casa de estudios que de manera abnegada dedican espacios de la enseñanza para la vida y construyen con amor nuevos escenarios de aprendizaje para sus estudiantes, recordando la frase de nuestro ilustre príncipe de las letras castellanas, Rubén Darío: “No dejes apagar el entusiasmo, virtud tan valiosa como necesaria; trabaja, aspira, tiende siempre hacia la altura”, maestro, no dejes apagar tu entusiasmo. 

¡Feliz Día Internacional del Docente!

¡A la Libertad por la universidad!

Martha E. Ortiz Ramírez
Periodista de la Oficina de Divulgación, UNAN-Managua
04/10/2018