“El dolor oculto de los accidentes de tránsito”

Las víctimas no mortales que quedan con secuelas después de un accidente de tránsito necesitan de un proceso de rehabilitación

Cuando se habla de accidentes de tránsito, lo primero que se nos viene a la cabeza son los muertos que genera, que de hecho son muchísimos a nivel de región. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que los accidentes de tránsito son una epidemia mundial, ya que alrededor de 3,500 personas fallecen en las carreteras a diario.

Según cifras que arroja el estudio llamado Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial de la OMS, todos los años más de 1,2 millones de personas fallecen como consecuencia de accidentes de tránsito y otros 50 millones sufren traumatismos. Estos últimos son la parte oculta o poco interesante de la accidentalidad.
Secuelas de los accidentes de tránsito, la otra cara de la moneda.

“Todos hablamos de las muertes por los accidentes de tránsito, pero no hablamos de las secuelas motoras y psicológicas, que son el dolor oculto. Las víctimas que quedan con problemas motores, en sus miembros, adquieren traumas psicológicos, por el alto costo económico para la familia y la sociedad, sumado a la falta de autodependencia”, la MSc. Virginia Josefa Conrado, docente de la UNAN-Managua.

Cada víctima no mortal que queda con secuelas después de un accidente de tránsito necesita ser tratada por un grupo multidisciplinario de especialistas, de eso está convencido el Departamento de Fisioterapia del Instituto Politécnico de la Salud “Luis Felipe Moncada” (POLISAL) de la UNAN-Managua, único centro formador de fisioterapeutas en el país; dentro de su pénsum académico imparte la asignatura de Fisioterapia Neurológica, para dar la atención pertinente al paciente con secuelas neurológicas y que éste pueda tener una mejor calidad de vida.

“Un trauma craneoencefálico puede generar secuelas permanentes como la pérdida de la movilidad de los cuatro miembros (superiores e inferiores), término que se conoce como tetraplejia, y puede dejar a una persona con pérdida de movilidad de un hemicuerpo (hemiplejia), y en algunos casos, afectaciones cognitivas y del lenguaje”, añadió la maestra Conrado.

La docente infiere que los daños neurológicos se dan también por los traumas de columna, “las secuelas en los traumas de columna van a depender de la región y del nivel de afectación; si es cervical (parte superior de la columna) puede dejar afectaciones en los cuatro miembros, en cambio sí es a nivel toracolumbar (parte inferior de la columna) va a dejar afectación solamente de los miembros inferiores”

“Para un profesional de fisioterapia es de suma importancia conocer de manera integral la rehabilitación neurológica, porque es una de las ramas más importantes dentro de la profesión. El objetivo es rehabilitar a personas que han perdido capacidad motora a consecuencia de traumatismos o de alguna enfermedad, pero somos conscientes que se requiere atención especializada, con mucha práctica y experiencia”, refirió el MSc. Teodoro Tercero, Director del Departamento de Fisioterapia.

Asimismo, el maestro Tercero, indicó que la mayoría de estas lesiones generan discapacidades permanentes, “se necesita tener herramientas básicas y especializadas para atender al paciente, pero sobre todo para entrenar a la familia, que será la compañía del afectado durante toda su vida”.

Según datos brindados por la Policía Nacional, en 2016 se registraron 40,000 accidentes de tránsito, cifra que de aumentar este año, dejará más pacientes que deberán ser tratados en el área de la rehabilitación neurológica, paso indispensable para garantizar una mejor calidad de vida en los afectados, que forman parte de la otra cara de la accidentalidad en nuestro país y que poco mencionamos.

Darwin Cajina Carrillo, POLISAL UNAN-Managua.

[Total:0    Promedio:0/5]