36 años de historia del Comedor Central de la UNAN-Managua

“Nuestra Jornada inicia a las 5:30 de la mañana, preparamos el desayuno antes de las 6:30 a.m., para recibir a los primeros estudiantes de la carrera de Medicina que asisten a sus áreas prácticas, luego lo servimos de 7:00 a 8:00 a los demás estudiantes y trabajadores administrativos, diario, incluso en días feriados, siempre estamos para atenderlos a todos”. Este es el testimonio de Alba Luz Blandón, Supervisora del Comedor Central de la UNAN-Managua, quien tiene 36 años de laborar en el mismo, y afirma sentirse feliz de trabajar y servir a los estudiantes internos de nuestra alma mater.

La creación del comedor estudiantil fue en el año 1980. En su primera etapa, como proyecto, tuvo como ubicación el Auditorio “Bernandino Díaz Ochoa” (actualmente pabellón 21). En 1981 se comienza a planear la construcción del comedor central de la UNAN, debido al poco espacio para los estudiantes, y para finales de este año se dio a conocer sus funciones y diseños en su actual ubicación acorde a la cantidad de usuarios de ese entonces.

Generaciones de profesionales que egresaron de carreras como Medicina, Ingeniería, Derecho o Lengua y Literatura, por citar algunas, recordarán con nostalgia su estadía en el Recinto Universitario “Rubén Darío” al haber compartido con sus compañeros de residencia en el internado más de alguna tertulia a la hora del desayuno, el almuerzo o la cena.

A 36 años de haberse creado este espacio para los becados internos y personal administrativo de la UNAN-Managua, el comedor central cuenta con una planta de 35 trabajadores entre personal administrativo y área de producción.  Al día se atiende a un total de 1,200 becados internos y alrededor de 300 a 400 estudiantes que reciben bonos de alimentación por parte de UNEN, así como a trabajadores que solicitan el servicio de alimentación. Entre sus objetivos está suministrar una dieta adecuada, a fin de aportar a un buen estado nutricional de la población universitaria, mejorar la productividad académica, preservar la salud y mejorar la calidad de vida.

Según la Lic. Juana María Abellán, Responsable del Comedor Central de la UNAN-Managua se preparan 600 desayunos, 1,200 almuerzos y 1,100 cenas diariamente, “el tipo de alimentación que manejamos corresponde a lo básico, a veces con lo que está de temporada. Tratamos de que los estudiantes consuman carnes y frutas. La grasa en menor proporción, porque estamos dentro del marco de la campaña Universidad Saludable y queremos contribuir a un cambio alimentario en los estudiantes, aunque sabemos que cada uno de ellos ya tiene sus propios hábitos alimenticios, tratamos de ofrecerles variedad en cada una de sus comidas, a fin de que ellos se alimenten saludablemente”.

Para la joven Karleydi Zeledón, originaria de Jinotega y becada interna, el trato de los trabajadores del comedor es óptimo y confiesa sentirse muy dichosa por la oportunidad de tener un espacio en el campus universitario, donde pueda alimentarse antes y después de iniciar su jornada de clases mientras se acerca más y más a coronar su carrera profesional, “Me siento muy agradecida con el Departamento de Becas y  la UNAN-Managua por brindarnos las mejores condiciones con la comida en nuestro comedor estudiantil. Considero que el esfuerzo que hacen las señoras y señores de cocina, aun en días feriados, es grande y meritorio”.

“La beca interna surge como una necesidad de atender, integralmente, a los estudiantes que vienen de los Departamentos lejanos de Nicaragua. Nos coordinamos con la responsable del comedor siempre para atender con calidad a nuestros jóvenes, aun, en los días feriados. Es meritorio el trabajo que hacen. En los últimos dos años nuestros jóvenes han mejorado su rendimiento académico de manera sustancial y nos satisface apoyarlos hasta la culminación de sus estudios”, refirió el MSc. Edgard Franco Granera, Director del Departamento de Becas de la UNAN-Managua.

“Soy del Departamento de Matagalpa, estudio Enfermería en Salud Pública, el comedor es un apoyo para nosotros que somos de lugares muy largos. Tengo ya dos años de ser becada interna en la UNAN-Managua. El Departamento de Becas nos apoya muchísimo. Esto nos ayuda en nuestros estudios”, comentó la estudiante Jaqueline Mora.

“Jamás nos detenemos a pensar lo que demoraríamos al cocinar luego de salir de clases. Las trabajadoras del comedor central nos facilitan ese proceso. Gracias a ellas que nos brindan los alimentos, es que logramos rendir en los estudios. Me siento agradecido por el servicio que nos dan”, sostuvo el joven Danilo Tijerino, becado interno.

El comedor central de la UNAN-Managua, no solo se encarga de proveer con alimentos a la población de estudiantes becados y trabajadores, sino que potencia la educación por medio del apoyo a estudiantes de las carreras de Nutrición, Ingeniería y Química, que realizan sus prácticas en este local. Según la Lic. Juana Abellán, Responsable del Comedor. A 36 años seguimos cumpliendo con compromiso y dedicación, sirviendo a nuestra comunidad universitaria.

¡A la Libertad por la Universidad!

 

 Martha E. Ortiz Ramírez
Periodista de la Oficina de Divulgación de la UNAN-Managua
09/10/2017

[Total:12    Promedio:3.8/5]