Tecnología y atención integral a pacientes con baja visión

Estudiantes de quinto año y docentes de Optometría Médica, de la Facultad de Ciencias Médicas, participaron en el taller sobre Baja Visión, impartido en la UNAN-Managua por la Dra. Eulalia Sánchez, Coordinadora de la Unidad de Baja Visión de la Universidad Politécnica de Cataluña, España.

En este taller se estará abordando, durante una semana, la discapacidad visual y su tratamiento optométrico; inicialmente la Dra. Sánchez discutió con los participantes sobre cómo debe ser el servicio adecuado e integral a personas con problemas visuales y qué exámenes diferenciales se van a aplicar a un paciente. “La discapacidad visual incluye a ciegos y personas con baja visión y los limita en su vida diaria”.

La condición social y la calidad de vida de un paciente puede mejorar gracias a la intervención de profesionales de diferentes áreas: “un médico ocular, optometrista, el rehabilitador que enseña técnicas para que pueda incorporarse a su vida, andar por la calle y otras tareas cotidianas; el psicólogo es importante para superar la depresión y que así acepten la ayuda que se les pueda brindar”, afirma la Dra. Sánchez.

Según la Academia Americana de Oftalmología se conoce como baja visión a la pérdida de una cierta cantidad de visión; ésta hace que resulte difícil o imposible realizar muchas de las actividades normales. A veces la baja visión puede mejorarse con medicamentos, cirugía, anteojos u otras opciones. Esta condición engloba diversos problemas visuales con orígenes o causas muy diversas pero que generan efectos similares, ya que afecta a nuestra agudeza o campo visual.

Tecnología a favor de ciegos

Según la Dra. Sánchez, hay una gran variedad de aplicaciones y herramientas tecnológicas que ayudan a las personas con discapacidad visual a mejorar su desarrollo personal, desde ampliadores o lectores de pantalla, terminales de lectura e impresoras Braille, anillos para leer textos, impresoras en 3D, gafas inteligentes para ciegos, entre otros. “Hay diferentes aplicaciones, teorías y técnicas que permiten el aprovechamiento de la tecnología en beneficio de las personas ciegas o con baja visión. Esto se conoce como Tiflotecnología y es un boom en la actualidad; sin embargo, hay que enseñarle a la persona a usarla. Los jóvenes conocen de tecnología y si en un futuro padecen discapacidad visual podrán usarla a su favor”, afirma la Dra. Sánchez.

(Armando Muñoz Flores, Periodista de la Oficina de Divulgación, UNAN-Managua)
29/01/2018.

[Total:0    Promedio:0/5]