UNAN-Managua

Prevención del VIH es crucial en las Universidades

La Dirección de Extensión Universitaria de la UNAN-Managua realizó una jornada recreativa con niños portadores de VIH. Durante la mañana del 26 de junio, los niños participaron de actividades lúdicas que se desarrollaron en las canchas Marlon Zelaya y auditorio Carlos Martínez Rivas, donde se les entregó paquetes con diferentes productos que proporcionaron las distintas unidades académicas y administrativas de los recintos de Managua.

Esta actividad se ha desarrollado por tres años consecutivos en la Universidad, este año se logró la integración de todas las instancias académicas de Managua, para compartir con 180 niños entre las edades de 1 y 13 años que tienen VIH, así como con sus familiares. El objetivo es darles un espacio a los menores y llevarles alegría, terminar con el estigma y la discriminación, porque como instancia formadora de profesionales y de valores se debe promover la solidaridad y el respeto, sensibilizar a la población universitaria y trabajar unidos para lograr la erradicación de la transmisión materno infantil, destacó la Doctora Adilia Castrillo, Responsable de la Clínica de Atención Integral Concepción Palacios.

La UNAN-Managua trabaja en coordinación con el Ministerio de Salud y las organizaciones que atienden a las personas con VIH, tal como la Comisión de VIH en la que la Universidad tiene participación. A través de ellos se hizo la convocatoria para que esta actividad fuera posible. Al respecto, la Dra. Jilma Romero Arrechavala, Directora de Extensión Universitaria, expresó que esta es una actividad extracurricular que debe institucionalizarse, porque todos debemos estar comprometidos con el trabajo de sensibilización a la población y lograr que estas personas dejen de ser invisibilizados.

Según los datos estadísticos que se realizan anualmente en nuestro país, el año pasado se realizaron 411,572 pruebas de VIH, de las cuales 1,073 dieron resultado positivo. Del total de las pruebas 211,973 se hicieron como parte de los controles prenatales y se captaron a 133 mujeres con VIH. A ellas se le da un seguimiento especial con el propósito de evitar la transmisión de la enfermedad al bebé, para esto se prepara el nacimiento mediante cesárea y se provee la leche durante un año, lo cual permite cuidar la alimentación y garantizar la vida y salud del menor.

No obstante, en los casos en que la madre portadora de VIH no asiste a su control y se da la transmisión al menor, se les brinda atención médica y psicológica a ambos y se insta a asumir con responsabilidad el tratamiento, porque, aunque existen los programas de apoyo por parte del Estado, lo que debe predominar para lograr un resultado eficaz es la voluntad, el empeño y disciplina del paciente, recalcó el Dr. Gillermo Gosebruch, Director del Departamento de Ciencias Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas.

La doctora Castrillo recalcó que este trabajo en pro de la prevención del VIH es crucial en las Universidades. La UNAN-Managua trabaja en programas de prevención mediante los que se concientiza a los jóvenes a tener una vida sexual segura, “muchos de nuestros estudiantes vienen de comunidades y de familias donde no reciben educación sexual, porque los padres consideran que es un tema difícil de abordar; sin embargo, la Universidad los tiene que preparar para enfrentarse a este nuevo contexto y disminuir la incidencia de nuevos casos”.

Desde el punto de vista médico, se han desarrollado algunos proyectos en la Facultad de Ciencias Médicas sobre la mejor forma de prevención de VIH, para no adquirir la enfermedad y tampoco transmitirla. A través de cada una de las asignaturas, se dan a conocer los signos o síntomas del VIH, la manera en que se debe abordar la problemática, los aspectos de bioseguridad durante la atención al paciente, así como la indicación de los medicamentos adecuados. Sin embargo, la puesta en práctica de valores y el aprendizaje que genera una actividad como esta nos incluye a toda la comunidad universitaria y no solo a las áreas de salud, enfatizó el Dr. Gosebruch.

Hasta el momento en Nicaragua existen 63 clínicas con personal especializado que atienden y les dan seguimiento a los pacientes con VIH, ocho están ubicadas en Managua y en los departamentos atienden entre tres y cuatro clínicas. En nuestro país el tratamiento es gratuito y garantizado, solo se requiere que el paciente asista a sus controles.

Ana Isabel Alvarado Amador

Periodista de la UNAN-Managua.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter