La FAREM Matagalpa, un sueño cumplido para sus pobladores

Ante la realidad de que la formación de profesionales solo era posible para quienes contaban con los recursos económicos para trasladarse a León o Managua a continuar con su carrera, surge en Matagalpa la necesidad de una extensión universitaria que dé respuestas a esta problemática. Durante la gestión del Dr. Carlos Tünnermann Bernheim como Rector de la UNAN en el periodo 1964-1974, personalidades matagalpinas le plantean dicha propuesta, la que no fue aprobada debido a las limitaciones presupuestarias, ya que en ese entonces se luchaba por el 2% del presupuesto de la República.

Según datos del profesor Manuel Márquez Zeas, en 1974 la Escuela de Contadores Públicos de Nicaragua abrió una sede universitaria para la Educación Superior en Matagalpa, de carácter privado, donde se impartía la Licenciatura en Contaduría Pública y el Técnico Superior en Secretariado Ejecutivo, en el turno nocturno y con un costo de C$ 140.00 de esa época. Esta funcionó ininterrumpidamente hasta 1978 y en 1979 no pudo finalizar el año lectivo debido al contexto bélico de nuestro país; esto da lugar a que en 1980 un grupo de personas progresistas encabezados por el Dr. Eduardo Jaén, Lic. Horacio Madrigal y Lic Guillermo Castillo iniciaran las gestiones ante el Consejo Nacional de la Educación Superior (CNES), para crear un Centro de Educación Superior en Matagalpa bajo el nombre de Centro Popular de Estudios Superiores (CPES), con el objetivo de permitir la continuidad de los estudios de la antigua Escuela de Contadores Públicos y abrir la carrera de Técnico Superior en Contabilidad Agrícola e Industrial para nuevo ingreso.

El profesor Márquez refirió que la solicitud del CPES fue aprobada y este empieza a funcionar como un centro privado bajo la Dirección General del Padre Benedicto Herrera Álvarez, en el Colegio San Luis de Matagalpa, frente a la Catedral, donde cedieron algunas aulas para impartir las clases; sin embargo, los fundadores continuaban gestionando el financiamiento por parte del Estado. A partir del 15 de noviembre de 1983 el CPES se convierte en centro estatal con beneficio del Presupuesto General de la República, según Decreto N° 1348, Ley Creadora de Centro de Estudios Superiores, que en el artículo 20 establece: El Centro Popular de Estudios Superiores (CPES) estará bajo la responsabilidad y dirección de las autoridades que designe el Consejo Nacional de la Educación Superior (CNES), las que se harán cargo de su organización y funcionamiento de conformidad con las disposiciones docentes y administrativas de dicho Consejo, y tendrá su domicilio legal en la ciudad de Matagalpa. En 1990 se aprueba la Ley No 89 “Ley de Autonomía las Instituciones de Educación Superior” y en dicha Ley el CPES queda adscrito a la UNAN-Managua, la que lo transforma en Centro Universitario Regional (CUR).

En 1990 el CUR recibe las instalaciones de lo que actualmente se conoce como Recinto Universitario “Carlos Fonseca Amador”, donde se inicia un proceso de cambio sobre todo con la oferta académica, la cual se amplía y diversifica. A partir de 1992 se ofrecen los cursos de profesionalización en Ciencias de la Educación con mención en Física, Matemática, Español, Ciencias Sociales y Biología. En 1994, el Ejército de Nicaragua transfiere al CUR Matagalpa las instalaciones donde funcionó el Centro Recreativo Segovia en la década de los 80, hoy Recinto Universitario “Mariano Fiallos Gil”. En el 2010, el CUR Matagalpa se convierte en Facultad Regional Multidisciplinaria (FAREM), por resolución del Consejo Universitario y desde entonces sigue creciendo en infraestructura, cantidad y calidad a través de los proyectos, convenios, trabajo comunitario, especialización de sus docentes y su oferta de grado y posgrado.

El MSc. Víctor Gutiérrez Laguna, actual Decano de la FAREM, expresó que el éxito de esta Facultad en la Región Norte de Nicaragua se debe a las políticas de la UNAN-Managua, que facilitan el acceso a la educación superior de jóvenes nicaragüenses a través de la descentralización de la oferta educativa, permitiendo que las carreras también se impartan en los territorios como parte de la equidad de oportunidades. “Las Facultades Regionales ahora también avanzan con programas especiales como Universidad en el Campo (UNICAM); el secreto es formar los cuadros locales, desarrollar competencias para que ellos lleven a la práctica sus conocimientos, orientado a los procesos de formación de los profesionales en los territorios”. Asimismo, habló de la carrera de Medicina y Cirugía, la última en descentralizarse de Managua para impartirse en las sedes regiones, cuya particularidad es que requiere como uno de sus medios de enseñanza un hospital, acreditado como Hospital Escuela, para esto se debe trabajar en coordinación con el MINSA como órgano rector del área de salud.

En lo que respecta a la investigación, innovación y emprendimiento, la FAREM Matagalpa ha logrado avanzar capacitando al personal docente y motivando a los estudiantes a participar de manera activa en diversas actividades y concursos con sus proyectos. El Dr. Douglas Salinas, coordinador de esta área mencionó que desde el 2010 se participa en los talleres de innovación que se realizan anualmente con apoyo de la Universidad de Michigan, Estados Unidos; a partir del 2012 se incorporó el diseño de productos innovadores en asignaturas relacionadas a la Mercadotecnia, esto permite el desarrollo de la Feria de Productos Innovadores, que se realiza anualmente y ha logrado institucionalizarse, este año se presentaron más de 100 proyectos. En el 2014 se ganó el primer lugar en Innovación a nivel nacional en la VII convocatoria a los premios auspiciados por el Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (CONICYT); en ese mismo año se inició la participación en el Rally Latinoamericano de Innovación y en el 2017 la FAREM fue una de las sedes de este evento.

En el 2016 se empezó a trabajar en la actualización de las líneas de investigación de la Facultad, “Nuestra Facultad cuenta con jóvenes que han emprendido, tal es el caso del matrimonio González Luqués que tiene establecido su negocio de procesamiento y comercialización de café gourmet, tanto a nivel nacional como internacional, contando con socios comerciales en los Estados Unidos”, mencionó el Dr. Salinas.

En la Jornada Universitaria de Desarrollo Científico (JUDC), este año incrementó el número de estudiantes y docentes que participan; en total se presentaron 158 trabajos. La investigación también se está fortaleciendo con los programas de posgrado y educación continua. Un aspecto importante para todos los estudiantes es que se les está preparando y motivando para que elaboren su idea de negocio y creen su propia empresa. Asimismo, a los docentes, trabajadores administrativos y estudiantes se les está apoyando con capacitación en el área de inglés, para esto se abrieron cursos con una duración de dos años que incluyen 180 horas presenciales y 180 en línea.

El Decano destacó que “los avances de la FAREM se deben primordialmente a las buenas relaciones y al trabajo en equipo de todos sus trabajadores, encabezados por el Consejo Facultativo”. En la parte académica se ha aumentado la matrícula en la formación de grado con 3,987 estudiantes en el primer semestre 2017; 991 en UNICAM y 22 en el Sistema Nacional de Capacitación Municipal (SINACAM), el cual permite capacitar a los servidores públicos. Según datos de la MSc. Maritza Reyes, Secretaria Facultativa, para el 2018 la oferta académica será de 16 carreras, distribuidas en las áreas de Educación e Idiomas, Ciencias Económicas, Ciencias Médicas, Ciencias e Ingeniería y Humanidades, siendo única en esta Facultad las carreras de Agroindustrial y Agronómica por su importancia en la región.

La UNAN-Managua a través de la FAREM Matagalpa está en comunidades lejanas de la Región con el Programa UNICAM, que se desarrolla en Río Blanco, Mulukukú, Waslala, Rancho Grande y El Tuma-La Dalia; sin embargo, la meta planteada es extenderse a las comunidades de Esquipulas, San Dionisio, Muy Muy y San José de los Remates. En el 2018 se iniciará la tercera etapa del proyecto con la Central Sanitaria Suiza, en el que la FAREM Matagalpa apoya a 750 estudiantes de enfermería con material didáctico, uniformes y equipos de trabajo, a fin de aportar a la formación de estos profesionales en el territorio. El Decano manifestó que el avance más grande de Matagalpa, es que muchos profesionales han alcanzado el grado de maestría y doctorado, lo que “significa riqueza de capital social que promueve el desarrollo empresarial privado y del Estado. Antes el sueño era lograr un técnico superior y eso es algo que ya se logró y trascendió”.

Su cuerpo docente la conforman profesores horarios y de planta, cada uno de estos últimos está trabajando en uno de los programas adicionales que la FAREM desarrolla, estos son: IPAS, Gundersen de Wisconsin, UNAN Innova, MSC SA-CSUCA, Bebe Aprendiendo a Respirar, Tele-salud, Transformación Curricular, Acompañamiento Pedagógico, Programa de rescate de semilla criolla, Comisión de Desarrollo Rural, Diagnóstico de Normales, Fundación UNO, Salud y Desarrollo Temprano, Reforestación en Fincas. En el área tecnológica está funcionando un sistema de altavoces en el Recinto Universitario “Mariano Fiallos Gil”, el que permite que, al momento de una emergencia, la información llegue a todos de manera simultánea; se ha mejorado el ancho de banda, se han actualizado los Sistemas Operativos de Servidores, se han instalado conexiones de Internet en los territorios donde se desarrollan los programas de SINACAM y UNICAM, con el propósito que los jóvenes tengan acceso a los sistemas bibliográficos y se imparten capacitaciones para la implementación del Sistema Integral de Gestión Interna (SIGI).

Por otra parte, docentes de la FAREM Matagalpa han donado 9,000 títulos electrónicos, que han sido incorporados al Registro Bibliotecario Central, así como 1,221 trabajos de culminación de estudio, entre tesis monográficas y seminario de graduación. Entre las perspectivas de la FAREM se contempla el crecimiento en infraestructura, el seguimiento de programas de grado y posgrado, tanto en los Recintos de la Universidad como fuera de ella. También se pretende trabajar con el Banco Mundial en el desarrollo del programa de Zootecnia, que incluye a unos 120,000 productores, esto implica la reconversión de la ganadería en la zona norte del país.

 

 

[Total:2    Promedio:3.5/5]

Ana Isabel Alvarado Amador, Periodista de la Oficina de Divulgación de la UNAN-Managua, 29/11/2017
Fotos de archivo.