Reorientar el uso de las TIC en los estudiantes universitarios

Recientemente se presentaron en nuestra Universidad los resultados del Estudio de hábitos y usos de las TIC por parte de jóvenes universitarios matriculados en universidades públicas y privadas de Managua y de la Costa Caribe, un trabajo promovido por la mesa de trabajo Uso Seguro de Internet, dirigida por el Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología (CONICYT), el que tuvo como objetivo primordial analizar las brechas existentes entre el uso que hacen de internet los estudiantes y las capacidades y habilidades que deben tener para hacer un uso adecuado de las TIC.

Con el objetivo de conocer la forma en que participó la UNAN-Managua, conversamos con el Dr. Lester Rocha, Director de Investigación de Posgrado, quien dirigió este proceso en nuestra Institución. Este trabajo fue realizado por investigadores de la Universidad Centroamericana (UCA), quienes analizaron más de dos mil estudiantes mayores de 16 años en siete universidades del país. En la investigación se describe la facilidad de acceso de los jóvenes universitarios a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), para qué utilizan internet, hábitos y actitudes en procesos e investigación documental, uso de las redes sociales y orientaciones sobre el buen uso e internet; además incluye temas sobre el acceso a contenido inadecuado, riesgos y adicción a internet, ciberbullying, entre otros.

El Dr. Rocha nos comenta que por la UNAN-Managua participaron 370 estudiantes y que la Dirección de Investigación de Posgrado trabajó durante varios meses en todo el proceso. A continuación presentamos sus comentarios:

¿Quién está a la cabeza de la mesa de trabajo y cómo participa la UNAN-Managua?

La mesa de trabajo es liderada por la UCA y el trabajo estuvo bajo la coordinación de la profesora Renata Rodríguez, Vicerrectora Académica. La UNAN-Managua fue invitada a participar.

¿De qué forma se recopilaron los datos?

Fue aplicada una encuesta electrónica anónima a una muestra de estudiantes de la Universidad. Se dispuso el uso de cinco laboratorios de computación para tal fin.

¿Podemos decir que son reales los datos obtenidos?

El muestreo de los estudiantes fue aleatorizado lo que garantiza la representatividad.

¿Cómo fue el proceso?

Haciendo uso de la información suministrada por la oficina de Registro Académico, se consultó los registros de estudiantes hombres y mujeres matriculados en primero, segundo y tercer año en las carreras ofertadas en Managua. A partir de ese marco muestral se extrajo la muestra aleatorizada. Tanto los Decanos como los Directores de Departamento colaboraron decididamente en garantizar la participación de los estudiantes. La encuesta fue aplicada a grupos de estudiantes según la disponibilidad de espacio en los laboratorios facilitados por la Facultad de Ciencias e Ingeniería y el RUCFA. El tiempo del llenado de una encuesta fue de aproximadamente 15 minutos. Posteriormente, para validar los resultados, el equipo de investigación de la UCA realizó un grupo focal en la UNAN-Managua con estudiantes que habían participado en la encuesta.

¿Cómo es que Investigación dirigió este proceso en la UNAN-Managua?

Fuimos asignados por el Rectorado para organizar y llevar a cabo esta tarea. Adicionalmente al llenado de la encuesta, surgió la necesidad de devolver los resultados a la comunidad universitaria y fue así como se organizó la conferencia donde se presentó el análisis de los resultados.

¿Cómo evalúa la presentación de los resultados?

Muy exitosa. Fueron invitados al evento autoridades, profesores y estudiantes. Durante la presentación en la UNAN-Managua, los jóvenes asistentes hicieron preguntas y afirmaron que se sentían identificados con los resultados.

¿Piensa que los datos reflejados serían iguales con otra población?

De hecho considero que si se repite el estudio manteniendo los criterios de selección de la muestra, se obtendría resultados similares.

¿Qué se puede hacer con estos resultados?

Es grande el número de oportunidades que brindan los resultados de este estudio. Por ejemplo, es posible trabajar con profesores para diseñar estrategias educativas alternativas. También, dado que la base de datos está disponible, existe la posibilidad para ser explorada desde diferentes perspectivas o para diseñar nuevas investigaciones ante los hallazgos del estudio.

¿Qué recomendaciones podría dar para aprovechar esta investigación?

Es posible el desarrollo de aplicaciones móviles educativas que permitan llegar más a los jóvenes, así como también la eliminación de sitios de distracción de los servidores o la mejor distribución de la conexión según horarios en la Universidad. Esto puede ayudar a los estudiantes a mejorar sus hábitos personales sobre el uso de la tecnología.

El tema de los hábitos del uso de las TIC puede ser de mucho interés para los investigadores en psicología, antropología y estadística.

El Dr. Rocha es doctor en Biología y actualmente es el Director de Investigación de Posgrado de la UNAN-Managua. Imparte clases a nivel de doctorado, maestría y licenciatura en la Universidad.

(Armando Muñoz Flores, Periodista UNAN-Managua)
Divulgación UNAN-Managua, 20/VI/2017.

[Total:0    Promedio:0/5]