¿Quién era Luis Felipe Moncada?

El triunfo de la Revolución Popular Sandinista está marcado por las hazañas de miles de nicaragüenses que ofrendaron sus vidas por ver una patria libre y restaurada. Uno de ellos fue el Dr. Luis Felipe Moncada Olivera, torturado y asesinado el 13 de mayo de 1979 junto a otros 125 compañeros que participaron en una gesta heroica en el municipio de Nueva Guinea.

El Dr. Luis Moncada nació en el municipio de Santa María, Nueva Segovia, el 21 de septiembre de 1947, hijo de Felipe Moncada y Julianita Olivera de Moncada, personas de descendencia humilde, honradas, trabajadoras y de buenas costumbres.

El 20 de febrero de 1967 se gradúa de Bachiller en Ciencias y Letras, siendo el mejor alumno del Instituto Nacional de las Segovia (INS). Representó a su departamento, al clasificar como el mejor alumno de secundaria de su municipio y obtuvo el segundo lugar a nivel nacional con pocos puntos de diferencia del primero.

Participó como miembro activo del Frente Estudiantil Revolucionario (FER) en huelgas, paros y en manifestaciones de resistencia pacífica y otros tipos de protesta. Sus compañeros le llamaban cariñosamente “Moncadita”.

Otra faceta de su vida fue el ámbito deportivo como jugador de fútbol, en la música se distinguió tocando el tambor, fue trombonista en la primera banda de guerra del INS y guitarrista. Además mostró interés por la pintura.

El 18 de julio de 1975 se gradúa con honores como Médico y Cirujano en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN). En busca de nuevos horizontes se trasladó a Chinandega donde se dedicó a la anestesiología.

Honores tras ofrendar su vida a la causa patriótica

El Instituto Politécnico de la Salud (POLISAL) de nuestra Universidad, lleva su nombre en honor al fallecido revolucionario. De igual manera, le rindieron honores en: la Clínica Militar “Dr. Luis Felipe Moncada”, en el Hospital “Modesto Agurcia”, en el Cuartel de Bomberos de Ocotal, en el Instituto Nacional de Segovia, en el hogar del también conocido combatiente caído “Edwin Villachica” y en el hogar de don Antonio Marín Ayestas y Doña Eva Sofía Olivas de Marín.

Moncada soñaba con ver una patria libre, días antes de su muerte escribió parte de sus ideas y pensamientos de un hombre que ansiaba la libertad de su pueblo. “La situación de Somoza se empeora todos los días y la nuestra, por el contrario, se consolida, lo que hace suponer que estamos a las puertas del triunfo. Lo que no significa que la tenemos en la mano, ya que de por medio están los “yanquis”, enemigos nuestros, que no van a aflojar así nomás lo que para sus intereses representa Nicaragua”.

Darwin Cajina Carrillo, POLISAL UNAN-Managua 16/01/2018
Fuente: Escrito original elaborado por Orlando Rosales, actualizado el 13 de Julio del 2000 por la Lic. María Dolores Icaza Quintanilla.