Itzamar Molina, conquista la máxima excelencia académica UNAN-Managua

En el marco del 35 aniversario de la UNAN-Managua como institución independiente, se realizará en el Auditorio “Fernando Gordillo Cervantes” una ceremonia dedicada al reconocimiento de la excelencia estudiantil de las diversas áreas académicas de nuestra Alma Máter; en dicho acto se galardonará a la mejor estudiante a nivel Institucional, la Br. Itzamar Molina, quien estudia la Licenciatura en Ciencias de la Educación con Mención en Inglés en la Facultad Regional Multidisciplinaria de Estelí (FAREM-Estelí).

A los 15 años gracias a una beca aprendió el idioma, a los 16 se dedicó a enseñarlo gratuitamente a un grupo de niños de su comunidad, así comenzó la vida académica de Itzamar, una joven que además de estudiar dos carreras también es docente de primaria y quien por su arduo esfuerzo y constante dedicación alcanzó un promedio del 99.63% el cual la ubicó como la máxima excelencia académica de la más prestigiosa casa de estudios superiores.

A los 14 años fui becada por la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua eso me motivo a dar clases de inglés a niños para que, de alguna manera, pudiera retribuir a la sociedad ese beneficio que yo había recibido y fue así como nació mi interés en la educación”, explicó Molina.

Esta joven imparte clases matutinas en el Colegio Bilingüe “Divina Misericordia”, de Estelí, por las tardes realiza sus asignaciones académicas universitarias, en la noche estudia inglés en la FAREM-Estelí, al finalizar su día planea su programa de clases para sus estudiantes y los sábado se dirige a perseguir otro de sus sueños, estudiar Relaciones Internacionales, así se resumen los días de esta universitaria de 21 años.

Fue la mejor de su carrera, hoy es la excelencia UNAN

Las noches de desvelos para Itzamar empezaron con la intención de obtener un alto promedio para acreditarse una beca que la ayudara a suplir sus gastos académicos “necesitaba una beca para ayudarme económicamente, en una ocasión por una diferencia de 0.5% no pude ser la mejor de mi carrera, me sentí triste pero no desistí, y al siguiente semestre lo logré, fui la mejor de mi carrera, seguí manteniendo mi promedio y, después, la mejor de la Facultad hasta el momento que me enteré que tenía el mejor promedio a nivel de toda la universidad, algo que nunca esperé”, expresó aún asombrada.

Itzamar, es la mayor de tres hermanas, vive con sus padres en el barrio Oscar Gámez de la cuidad de Estelí y cuál ha sido su fuente de motivación “mi inspiración para salir adelante ha sido mi familia pero mayormente mi mamá, ella ha sido como mi héroe, es la persona más positiva que yo conozco y me inspira a seguir adelante”. Asimismo, la universitaria reconoce tener otro motivo que la ha ayudado a no flaquear y crecer como profesional y persona “he sentido la responsabilidad de ser el modelo a seguir para ellas (sus hermanas), que ellas sigan mis pasos y, por lo tanto, ser un buen ejemplo”, aseguró.También comentó que nunca ha dejado de aprender a pesar de haber llegado a la universidad con conocimientos previos “al momento de estar dentro de la UNAN me di cuenta del nivel de la exigencia y la calidad de la educación, puedo decir que he aprendido algo nuevo todos los días, he aprendido demasiado de mis profesores y de mis compañeros de clases”.

“Mi interés por el inglés inicio por mi papá”

Muchos padres desean que sus hijos estudien lo que a ellos les gusta y en ese proceso de emancipación de los pre universitarios surgen conflicto familiares, sin embargo, para Itzamar sucedió lo opuesto, puesto que, reconoce que los padres tienen un poder de motivación en el desarrollo profesional de los hijos ya que desde que era una niña su padre le compraba libros en inglés y le enseñaba el idioma a través de frases o palabras, mencionó que ese poder de compartir los gustos de los padres a los hijos fortalece las relaciones y afirmo que el inglés ha sido un gusto compartido, “desde que tengo memoria siempre me gustó el idioma y mi padre me motivó, él sembró eso en mí”, mencionó orgullosa.

A pesar de las limitaciones económicas sus padres siempre han trabajado para lograr formar a sus hijas como personas responsables, “me enseñaron que la responsabilidad es algo primordial, pero lo que mi papá me recuerda bastante es que vaya a donde vaya hay algo que siempre tengo que llevar que es la humildad, que si tengo algún mérito que sean los demás los que me reconozcan el esfuerzo”.

“La educación me ha cambiado mucho la vida”

Esta universitaria asegura que desde el momento en que aprendió inglés se le han presentado muchas oportunidades académicas y laborales, por lo que desea que a través de su testimonio otros jóvenes se motiven, asimismo, considera a las becas como oportunidades especiales que deben buscarse y aprovecharse “he tenido la oportunidad de estudiar en la mejor universidad de Nicaragua, he sido becada por la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua, he dado clases a niños en mi casa y en colegios, y gracias a esas oportunidades se me abrieron muchas puertas, así me gustaría que le sucediera a otras personas”.

Como mensaje a los jóvenes recomienda a que no dejen de estudiar “hay que mantenerse siempre firme en lo que uno quiere porque puede lograrse, hay que encontrar siempre una inspiración y luego de eso luchar, se necesita esfuerzo, disciplina, perseverancia y creer profundamente que uno puede lograrlo”, aconsejó.

Entre sus metas a corto plazo mencionó que desea terminar sus carreras, que quiere estudiar una maestría y, posteriormente, desea fusionar sus conocimientos para trabajar en un área en donde pueda ayudar al mejoramiento del sector educación de su comunidad.

El Acto de XXXV Aniversario y Reconocimiento a la Excelencia Estudiantil, se desarrollará este viernes 28 de abril y dará inicio a las 3:00 p.m.

Elizabeth Noguera
Divulgación UNAN-Managua
21.04.17

[Total:0    Promedio:0/5]