Internacionalización en la UNAN-Managua: Avances y perspectivas

En los últimos años, la UNAN-Managua ha estado inmersa en diversos procesos de mejora continua, siendo el principal producto de esos procesos de reflexión interna y del análisis del contexto externo, la incorporación de la Función de Internacionalización en el Proyecto Institucional y el Plan Estratégico Institucional 2015-2019.

La finalidad de internacionalizar nuestra institución es mejorar la preparación de nuestros estudiantes, internacionalizar los planes de estudio y posicionar nuestra Universidad, así como fortalecer la investigación y la producción de conocimientos a través de las relaciones de movilidad académica con instituciones homólogas en el ámbito nacional e internacional. De tal manera que podemos decir que hoy en día la internacionalización ya es una función sustantiva dentro de las grandes tareas estratégicas de nuestra Universidad.

“Solo en el 2017 y 2018 se firmaron más de cincuenta convenios de cooperación por año; se establecieron nuevas rutas de cooperación, no solo con América Latina y Europa, también con Asia y particularmente relaciones de cooperación y amistad y de colaboración mutua con universidades y centros de investigación principalmente de Corea del Sur, Cuba, España, Cuba, México, Holanda, Italia y Brasil, entre otros. En este último país por medio de la alianza con más de setenta instituciones de Educación Superior aglutinadas en el Grupo Coimbra de Universidades Brasileñas”, manifestó el Dr. Luis Alfredo Lobato Blanco, Secretario General de la UNAN-Managua.

Para este año 2019, una de las metas de la Universidad, es seguir trabajando en la apertura de nuevos convenios, en el desarrollo y promoción de nuestra identidad cultural más allá de nuestras fronteras, y la participación activa en redes científicas a nivel internacional. Actualmente, la UNAN-Managua participa en más de 20 redes académicas internacionales que abarcan distintas áreas geográficas a nivel mundial.

El doctor Lobato nos comenta que nuestra institución aspira a que nuestros planes y programas formen las competencias de los profesionales que demanda el país, no solo en la calidad formal o meramente teórica, sino, de manera práctica; hacer de la movilidad académica un arma de integración y promoción de los valores y principios que nos guían.

Dentro de los compromisos y desafíos que resalta nuestra universidad como una estrategia fundamental de la internacionalización en el contexto sociopolítico actual, es rescatar con nuevos bríos todo lo que se venía haciendo antes del 18 de abril de 2018, cuando realmente se produjo una situación que afectó seriamente nuestros intereses como universidad y como país. “A partir del 07 de mayo hubo sectores insensibles… insensibles hacia ellos mismos puesto que sumándose al golpe fallido tenían mucho que perder y nada que ganar; insensibles hacia el pueblo, porque el pueblo es el más necesitado; es el que con su sudor costea nuestras universidades públicas y aspira a que sus hijos tengan más y mejor educación y en ese sentido, esos sectores golpistas afectaron grandemente los intereses de la universidad y de nuestro país”, recalcó.

El doctor Lobato destaca que, a pesar de que hubo diferentes universidades del área centroamericana quienes, lamentablemente, sin tener un conocimiento directo y concreto de la situación que se dio en nuestra universidad, se sumaron inexplicablemente a la desinformación, pero que en medio de esas circunstancias aparecieron nuevos amigos, nuevas instituciones solidarias. “Se han incrementado las relaciones con la República de Corea, quienes nos brindan su apoyo a través del conocimiento del idioma, a través del trabajo de los voluntarios, a través de convenios con distintas universidades coreanas que se han caracterizado siempre por una gran amistad, así como otras universidades de América Latina”.

Mencionaremos que una de las fortalezas de nuestra universidad es el hecho de ser la más grande de Nicaragua, con presencia en los 153 municipios y de todas las áreas geográficas, lo que nos hace ser intercultural. “Hemos recibido estudiantes de América Latina y Europa, voluntarios de la Universidad Carlos III de Madrid, pero también hemos recibido estudiantes de distintas universidades centroamericanas (…) que entiendan que venir a la UNAN-Managua es un valor agregado, porque no solo se van a nutrir de la docencia, de las actividades académicas, sino que van a vivir cultura, van a captar profundamente nuestra idiosincrasia, nuestras fortalezas como pueblo, como universidad. El carácter humanista que está presente y visible en nuestra misión y visión, y a eso aspiramos a que nuestra movilidad no sea una movilidad insensible, sino que sea una movilidad que transforme a la persona”.

Nuestra institución está trabajando en la internacionalización del currículo que definirá el desarrollo de actitudes, competencias y conocimientos que permita a los futuros profesionales, desenvolverse y trabajar en un mundo globalizado, interconectado y multicultural y que promuevan los valores y principios solidarios. “Nosotros tenemos que lograr que efectivamente a través de programas como innovación y emprendimiento, o la Universidad en el Campo, o nuestro posicionamiento y participación en el programa de “Aprender, Emprender y Prosperar”, nuestros estudiantes puedan realmente tener una incidencia no solo a nivel local sino regional”, puntualiza nuestro Secretario General.

Consideramos que la internacionalización es un reto permanente que debe estar presente de forma activa y que plantea muchos desafíos. Si bien presenta limitaciones de orden presupuestario, debemos suplir nuestras dificultades materiales utilizando nuestra calidad, imaginación y compromiso para seguir trabajando en un rumbo que nos permita seguir creciendo y formando profesionales con una concepción humanista a través de un modelo inclusivo e integral, siendo hoy por hoy nuestra institución, la Universidad pública por excelencia.
 
 

Divulgación y Prensa
UNAN-Managua
 13/02/2019