UNAN-Managua

UNAN-Managua fomenta el amor a la Madre Tierra

Ana Isabel Alvarado Amador
Periodista de la UNAN-Managua.

En celebración del Día Internacional de la Madre Tierra, a nivel mundial se realizan diversas actividades que pretenden hacer conciencia sobre problemas relacionados la superpoblación, la producción de contaminación o la conservación de la biodiversidad. La fecha fue elegida en conmemoración del 22 de abril de 1970, cuando se realizó una protesta en Estados Unidos impulsada por el senador y activista Gaylor Nelson, con el objetivo de crear una agencia ambiental. Como resultado se logró la creación de la Agencia de Protección Ambiental y varias leyes de protección del medio ambiente.

Preocupada por los problemas medioambientales que afectan el planeta tierra y, por ende, a la misma humanidad, la UNAN-Managua se une a la tarea de promover acciones que contribuyan a su cuido y preservación. Este trabajo se encuentra inmerso en sus líneas de investigación, en los planes de estudio y en las carreras de alta sensibilidad sobre este tema, tales como Biología, Geografía, Química Ambiental, Gerencia Ambiental y de los Recursos Naturales, Geología, Energías Renovables, Turismo Sostenible, Agroindustrial, Ingeniería Agronómica, Ciencias Naturales. Parte de las acciones realizadas se visibilizan mediante los diversos proyectos, estudios y programas de sensibilización que los estudiantes de todas las carreras ponen en práctica con apoyo de los docentes.

La búsqueda de la calidad de vida de todos los seres vivos se fortalece con el quehacer de los Centros de Investigación, Institutos y Laboratorios, de la UNAN-Managua, ya que en estas dependencias, los estudiantes y los docentes investigadores realizan estudios científicas y proponen alternativas de solución sobre temas relacionados a los recursos hídricos, a la producción agrícola, a suelos contaminados, a la preservación de la flora y fauna nicaragüense, a la mitigación de daños causados por el cambio climático, entre otros.

Entre las dependencias a destacar se encuentra el Laboratorio de Biotecnología, que cuenta con líneas de investigación dirigidas a la mitigación de problemas ambientales, producto de la contaminación provocada por las actividades humanas. En este centro se desarrollan técnicas y métodos biológicos que apoyan los esfuerzos de biorremediación de sitios contaminados y el reciclaje de desechos sólidos. “Trabajamos con el propósito de contribuir a la solución integral de los daños ambientales a nivel nacional y dar nuestro aporte al desarrollo económico y social del país, expresó su Directora, Dra. Martha Lacayo.

En Biotecnología se brindan servicios relacionados con la calidad ambiental, seguridad alimentaria, cultivo in vitro, caracterización molecular de ADN vegetal, determinación de metales metaloides y no metales. Actualmente están cultivando yuca y cacao in vitro con el propósito de producir plantas libres de virus y enfermedades, para reducir el uso de químicos como plaguicidas en la agricultura; a la vez, producen jabón, ambientador y alcohol a base de aceite residual y plaguicidas orgánicos con extracto de hoja de guanábana.

Por otra parte, el CIRA además de formar profesionales, se encarga de generar y proporcionar información científica; brinda servicios científico-técnico en el ámbito de los recursos hídricos, con el objetivo de contribuir al desarrollo social y económico ambientalmente sostenible. Su línea de investigación es limnología en lagos tropicales, ya que estudia los aspectos físicos y biológicos de los ecosistemas de agua dulce e imparte la Maestría Regional Centroamericana en Ciencias del Agua, con énfasis en Calidad de Agua, cuyo programa de posgrado se enfoca en la investigación aplicada a la solución de los problemas hídricos de Centroamérica.

Entre las investigaciones que desarrolla actualmente con financiamiento de los Fondos para Investigación (FPI), que otorga la Universidad, están: Calidad fisicoquímica y nutrientes de las aguas de las bahías de San Juan del Sur, Escameca, la Flor y el Ostional, en el Pacífico Nicaragüense; están realizando otros estudios en Cayos Miskitos, en el Mar Caribe, en el Embalse de Apanás-Asturias en Jinotega y en el lago Xolotlán.

Con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Laboratorio Tecnológico de Uruguay y el Laboratorio Costarricense de Metrología, el CIRA está trabajando en el proyecto Biodegradabilidad: un camino hacia el uso responsable de las sustancias químicas orgánicas, esta propuesta regional en pro del medioambiente es financiada por el Instituto Metrológico Alemán (PTB). El CIRA participa como socio representante de Nicaragua, bajo la coordinación del MSc. Osnar Mondragón y el Ing. Felipe Mendoza. El proyecto pretende conocer el grado de biodegradabilidad de sustancias químicas-orgánicas de uso industrial y doméstico en la biodiversidad acuática para establecer métodos de determinación de biodegradabilidad confiables y estandarizados para Latinoamérica y el Caribe y a la vez, promover el desarrollo de políticas por parte de los gobiernos y la industria, hacia el consumo de productos con bajo impacto ambiental.

La UNAN-Managua también cuenta con el Instituto de Geología y Geofísica (IGG-CIGEO), el que tiene referencia nacional e internacional. Como parte de sus funciones, adapta metodologías existentes para evaluación de riesgo en el sector turístico y la aplicación piloto de estas; se realizan estudios geológicos, sísmicos y geotécnicos para la construcción de edificio, pruebas de laboratorio a muestras de rocas; desarrollan estudios por fallamiento superficial, evaluación de deslizamientos inducidos por sismos a través de métodos geotécnicos, todo con el objetivo de minimizar los riesgos en las construcciones de nuestro país.

A nivel nacional, el IGG-CIGEO está dando respuesta a grandes problemas medioambientales, mediante sus diversas acciones, programas y proyectos, centrados en su misión, que plantea la generación de información científica y aplicada en el campo de las geociencias y los riesgos a desastres del territorio nacional; también está formando científicos investigadores, con el objetivo de contribuir al desarrollo sostenible a nivel nacional y regional. Sus líneas de investigación son: Geología regional y aplicada, Geotecnia, Geofísica regional y aplicada, Microzonificación sísmica, Recursos Hídricos y Riesgos a desastres y adaptación al cambio climático.

Como otro aporte a la reducción de contaminantes del ambiente y la Madre Tierra, la UNAN-Managua es territorio libre de tabaco y promueve el programa Universidad Saludable. Sus estudiantes con presencia en todo el territorio nacional participan en jornadas de limpieza, reforestación y sensibilización en sus comunidades, sobre la importancia de cuidar y preservar la naturaleza, ya que no puede haber desarrollo destruyendo los recursos. Asimismo, entre los avances de innovación destacan proyectos a base de material reciclable, tales como el papel, el plástico y las bolsas de cigarrillo, lo cual genera un producto de beneficio social y minimiza la contaminación ambiental.

La UNAN-Managua al igual que las Naciones Unidas reconoce que “el planeta Tierra con sus ecosistemas, es el hogar de la humanidad y que, para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de los habitantes del planeta y las futuras generaciones, es necesario promover la armonía con la naturaleza y la Tierra”. En correspondencia de la Ley de Nicaragua también presentó su Proclama, en la que se compromete a “ser generadora de conocimiento innovador, pertinente, sólido científicamente y legítimo éticamente, que busca el despliegue de las capacidades de la población y el mejoramiento de la calidad de vida para todas las personas e insta a la unidad para ejecutar acciones que brinden soluciones para la restauración y cuido de la Madre Tierra.