UNAN-Managua

La investigación-acción como método para la didáctica de las ciencias sociales

Martha Ortiz
Divulgación UNAN-Managua

El Dr. Julio César Orozco Alvarado, docente investigador y Director del Departamento Multidisciplinario y Coordinador de la Licenciatura en Ciencias de la Educación con mención en Ciencias Sociales de la Facultad de Educación e Idiomas de la UNAN-Managua, comparte con la comunidad universitaria su más reciente obra investigativa titulada “Investigación Acción y Desarrollo de Competencias Docentes en la Asignatura Didáctica de las Ciencias Sociales”, cuyo principal propósito es sistematizar y modelar el método de la investigación-acción en el proceso de aprendizaje de la asignatura Didáctica de las Ciencias Sociales.

¿Qué es la investigación-acción?

Es un método de investigación en donde el investigador juega un doble rol, el de investigador y el de participante, combinando dos tipos de conocimientos: el conocimiento teórico y el conocimiento de un contexto determinado. Para el doctor Orozco, la investigación-acción es una herramienta para desarrollar competencias psicopedagógicas en los docentes, que además permite validar resultados durante el proceso de investigación.

Al escribir esta obra se logró emplear el método de la investigación-acción en el proceso de aprendizaje de la asignatura Didáctica de las Ciencias Sociales con los estudiantes de tercer año de la carrera de Ciencias Sociales de la Facultad de Educación e Idiomas de la UNAN-Managua.

“Investigación-acción es un método de investigación cualitativo, que nos permitió investigar in situ, convertir el aula de clase en un laboratorio para hacer nuestros propios experimentos en el campo de la educación y de nuestros aprendizajes específicamente; a través de esta alternativa se logró una sistematización en la asignatura de Ciencias Sociales que se imparte a los estudiantes en estudio y valorar el dominio del contenido y el dominio científico y metodológico de su asignatura”, enfatizó Orozco.

Uno de los aportes más significativos del método es explicar que la enseñanza también forma parte de un proceso de investigación de continua búsqueda que nos lleva a comprender el oficio docente como una integración de la reflexión con el trabajo intelectual en el análisis de las experiencias que se realizan y como un elemento esencial para constituir la propia actividad educativa de los mediadores de los aprendizajes.

El título de esta obra tuvo como antecedente un artículo publicado en la revista de la FAREM-Estelí en el año 2016 titulado “La investigación acción como herramienta para la formación docente, experiencia en la carrera de ciencias sociales en la Facultad de Educación e Idiomas”, cuya finalidad era brindar un modelo de cómo realizar investigación-acción y lograr el desarrollo de competencias docentes, lo que llevó al Dr. Julio Orozco a entusiasmarse aún más sobre este tema y emprender su cronograma de trabajo para realizar esta investigación.

Por otro lado, es también una continuación de su libro “La didáctica de las Ciencias Sociales, fundamentos teóricos y moderación de unidades didácticas”, publicado en el año 2018 y presentado en el auditorio Fernando Gordillo.

Esta investigación, que se realizó durante más de un año, brinda aportes sustanciales para los estudiantes, entre estos, estrategias de aprendizaje para educar para la vida. Producto de esta experiencia, según el Dr. Orozco, los alumnos están haciendo simulaciones de clase en sus prácticas de especialización con una carga y componente constructivista e innovador y con metodologías participativas.

“Ha habido un impacto positivo en los estudiantes con sus prácticas docentes. Nuestra meta debe ser formar profesionales con calidad y calidez. Nuestros jóvenes realizaron procesos innovadores y constructivistas en sus proyectos, a fin de validar las estrategias innovadoras y aprender a enseñar la asignatura de Ciencias Sociales en educación secundaria y educación técnica”, expresó.

La muestra adquirida para este estudio fue 45 estudiantes, no obstante, con la situación ocurrida en abril de 2018, la muestra se redujo a 31 estudiantes. La intervención didáctica tuvo una duración de 15 encuentros (uno por semana). En cada una de las sesiones de aprendizaje se aplicó estrategias didácticas que permitieran al estudiantado desarrollar competencias pedagógicas como la realización de situaciones de aprendizaje vinculadas con las Ciencias Sociales en la educación secundaria.

Por otro lado, a través de esta investigación se permitió el alcance de nuevas competencias, ya que después de cada sesión de aprendizaje se realizaba una clase práctica y, por último, se solicitó la entrega de un proyecto didáctico como forma de culminación del curso. El trabajo final consistía en la elaboración de una propuesta didáctica de una de las asignaturas de Ciencias Sociales en educación secundaria.

“Uno de los objetivos que me propuse para esta investigación fue darles a los estudiantes el rol de constructores de sus propios conocimientos; otra forma romper barreras con relación al número de estudiantes. En la investigación-acción hay un antes, un durante y un después, reflexionando en la acción”, refirió el Dr. Orozco.
La aplicación de esta investigación a través del método de la investigación-acción permitió a los estudiantes (docentes en formación) poner en práctica las estrategias didácticas aprendidas en los institutos donde ejercen la docencia, mediante metodologías participativas y evaluar desde la perspectiva del estudiantado, es decir, poniendo en relieve la autoevaluación, coevaluación y heteroevaluacion.

“Existe un hilo que conecta la investigación-acción con el paradigma investigativo sociocrítico, esto es muy importante porque estamos modelando toda la teoría acerca de la perspectiva sociocrítica de la investigación educativa. La conexión entre este método de investigación y este paradigma investigativo trae al docente un sinnúmero de posibilidades de experimentar una serie de estrategias didácticas que permitan al estudiante aprender a través de la ludopedagogía y la gamificación de los procesos de aprendizaje”, sostuvo el Dr. Orozco.

El libro “Investigación- Acción y Desarrollo de Competencias Docentes” representa un esfuerzo conjunto del Dr. Julio Orozco y los doctores Adolfo Díaz Pérez y Ramón Dávila José, especialistas en esta disciplina.